"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

3 de abril de 2013

La Iglesia, la primera y más solidaria, siempre con los necesitados, está movilizada ayudando a las víctimas por la catástrofe que dejó el temporal en Buenos Aires, conurbano y La Plata

 
Instituciones eclesiales de la Capital Federal y el conurbano bonaerense comenzaron ayer a asistir a los vecinos damnificados por las tormentas que se registraron durante la madrugada, mañana y tarde del martes 2 de abril en la ciudad de Buenos Aires, La Plata y alrededores. A través de Cáritas, la Iglesia en la Argentina comenzó a requerir donaciones de colchones, mantas, calzado, ropa limpia y seca, leche en polvo y alimentos no perecederos, especialmente en la zona norte y sur de la arquidiócesis de Buenos Aires y el Gran La Plata, que hasta el momento permanece anegado, sin luz y sin agua. También hay focos importantes en la diócesis de San Martín.


La Comisión Nacional de Cáritas, a través de su área de Emergencias, realiza en estas horas un relevamiento de las áreas más afectadas. En las próximas horas comunicará las demandas y lugares donde acercar la ayuda. Cáritas Buenos Aires, por su parte, informó que concentrará las donaciones en la parroquia Madre de Dios, ubicada en avenida Escalada 2350, de Villa Lugano. En la catedral de La Plata, en tanto, se colocó un camión para recibir las colaboraciones que acercan los vecinos.

Mónica Giganti, coordinadora de Cáritas en la Vicaría Devoto, informó que la zona “está toda bajo el agua”, y notificó de la pérdida de alimentos que se destinarían a parroquias debido a la inundación de la Casa de la Caridad, ubicada en Argerich 3718, en el barrio porteño de Villa Pueyrredón.

“Se han perdido muchos alimentos, y ahora recibimos llamados de los sacerdotes informando que hay familias que perdieron todo en las puertas de la parroquias”, informó Giganti, quien al momento de hablar con esta agencia terminaba de desagotar la sede de Cáritas en la zona. La referente afirmó, además, que los decanatos más afectados fueron Versalles, Villa Urquiza, Villa Devoto y Villa del Parque.

Desde la Vicaría Flores, informaron que la parroquia Madre de Dios (Saravia esquina Zuviría, a la altura de la avenida Escalada 2350) requiere de pañales, leche maternizada y común, frazadas, ropa y calzados para contener la necesidad de los vecinos de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo, quienes a estas horas se congregan frente a la parroquia para recibir asistencia.

En La Plata, la situación aparece más grave. Esta mañana, apenas dos empleadas de la Secretaría Administrativa de Cáritas arquidiocesana lograron llegar a la sede de la Calle 4 Nº 883, entre 49 y 50.

“Estamos armando una red solidaria con parroquias para empezar a actuar. Ahora estamos con una sola línea de teléfonos, sin celular, sin agua y sin luz. Estamos comunicándonos con las parroquias y Cáritas Nacional”, resumió Gilda, una de las colaboradoras. El presbítero Andrés Rambeaud, presidente de Cáritas La Plata, se comunica constantemente con la sede central, aunque permanece en la parroquia La Anunciación, de Ringuelet, colaborando con las comunidades más castigadas.

Desde la sede platense, pidieron acercar donaciones de colchones, frazadas, ropa de abrigo, zapatillas y alimentos no perecederos a la casa local, o bien a través de transferencias o depósitos a la cuenta corriente Nº 52625/8 Banco Provincia Casa Matriz, con la cual se suelen recabar los fondos para colectas y donaciones.

Asimismo, Cáritas colaboraba hasta anoche con distintas organizaciones solidarias, como Techo, Caminos Solidarios, Un Minuto de Vos y la Red Solidaria. En avenida España 2230, sobre la Costanera Sur de la Capital Federal, se reciben hasta la noche colchones, frazadas, alimentos no perecederos, leche en polvo, pañales y ropa de abrigo para niños y adulto.

 
 
Fuente: AICA

1 comentario:

  1. Anónimo3.4.13

    La Iglesia siempre ha estado junto a los pobres si algo no se le puede criticar a la Iglesia es esto y si alguien lo critica es porque busca fama.

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.