"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

Ángelus/Regina coeli

Ángelus Domini

V. Ángelus Dómini nuntiávit Maríae.
R. Et concépit de Spíritu Sancto.

Ave María.
V. Ecce ancílla Dómini.
R. Fiat mihi secúndum verbum tuum.

Ave María.
V. Et Verbum caro factum est.
R. Et habitávit in nobis.

Ave María.
V. Ora pro nobis, sancta Dei Génitrix.
R. Ut digni efficiámur promissiónibus Christi.

Orémus:
Grátiam tuam, quaésumus, Dómine, méntibus nostris infúnde: ut qui, Ángelo nuntiánte, Christi Fílii tui Incarnatiónem cognóvimus, per Passiónem ejus et Crucem ad resurrectiónis glóriam perducámur. Per eúmdem Christum Dóminum nostrum.

R. Amen.

V. El Ángel del Señor anunció a María.
R.
Y concibió por obra del Espíritu Santo.

Dios te salve, María...
V. He aquí la esclava del Señor.
R. Hágase en mí según tu Palabra.

Dios te salve, María...
V. Y el Verbo se hizo carne.
R.
Y habitó entre nosotros.

Dios te salve, María...
V. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Cristo.

Oremos: Derrama, Señor, tu gracia sobre nosotros, que, por el Ángel anunciante hemos conocido la encarnación de tu Hijo, para que lleguemos, por su Pasión y su Cruz, a la gloria de la resurrección. Por Jesucristo Nuestro Señor.

R. Amén.


Regina coeli

(Durante el tiempo pascual en lugar del Ángelus se reza el Regina coeli)

V. Regína coeli, laetáre.
R. Allelúja.
V. Quia quem meruísti portáre.
R. Allelúja.
V. Resurréxit, sicut dixit.
R. Allelúja.
V. Ora pro nobis Deum.
R. Allelúja.
V. Gaude et laetáre, Virgo María. Allelúja.
R. Quia surréxit Dóminus vere. Allelúja.

Orémus: Deus, qui per resurrectiónem Fílii tui Dómini nostri Jesu Christi mundum laetificáre dignátus es, praesta quaésumus ut per ejus Genitrícem Vírginem Maríam perpétuae capiámus gáudia vitae. Per eúmdem Christum Dóminum nostrum.

R. Amen.
 
 
V. Reina del cielo, alégrate.
R. Aleluya.
V. Porque el Señor, a quien mereciste llevar.
R. Aleluya.
V. Ha resucitado, como lo había dicho.
R. Aleluya.
V. Ruega al Señor por nosotros.
R. Aleluya.
V. Goza y alégrate, Virgen María. Aleluya.
R. Porque verdaderamente ha resucitado el Señor. Aleluya.

Oremos: Dios, que por la resurrección de tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, has llenado el mundo de alegría, concédenos, por intercesión de su Madre la Virgen María, llegar a alcanzar los gozos eternos. Por Jesucristo Nuestro Señor.

R. Amén.

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.