"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

8 de septiembre de 2012

San Buenaventura y el Espíritu Santo

 
 
Seminario Bíblico 2011-12 por FM Parroquial 105.1. Subsidio 41. La santidad II 
 


San Buenaventura de Bagnoregio
 
Notas biográficas
 
Nació probablemente en 1217 y murió en 1274. Se llamaba Giovanni da Fidanza y llegó a ser una de las grandes figuras que contribuyeron a la armonía entre fe y cultura. Por el 1243 vistió el hábito franciscano porque reconocía en este movimiento la acción de Jesucristo, y asumió el nombre de "Buenaventura".
 
Estudió en la facultad de teología de la Universidad de París, allí estudió la Sagrada Escritura, las sentencias de Pedro Lombardo, el manual de teología y los autores más importantes de la época. Su tesis para ser habilitado en la enseñanza de la teología llevaba por título: "Cuestiones sobre el conocimiento de Cristo". Es sólo una muestra que nos señala que todo su pensamiento fue profundamente cristocéntrico.
 
Compone un escrito: "La perfección evangélica" en el cual defiende la vocación de los mendicantes que con su estilo de vida pobre, casto y obediente testimonian el Evangelio como fuente de gozo y perfección.
 
Además, escribió una biografía de san Francisco de Asís, debido a las innumerables interpretaciones que se hacían sobre el santo en su tiempo. Lo más importante de este escrito es que la imagen de Francisco es la de un buscador de Jesucristo que asimila su vida totalmente a Él.
 
Una cita nos permite contemplar el sentido de la vida en uno de sus textos: "En la tierra... podemos contemplar la inmensidad divina mediante el razonamiento y la admiración; en la patria celestial, en cambio, mediante la visión, cuando seremos hechos semejantes a Dios, y mediante el éxtasis... entraremos en el gozo de Dios" (La conoscenza di Cristo, q. 6, conclusione, en Opere di San Bonaventura. Opuscoli Teologici /1, Roma 1993, p. 187).
 
Defensor de la doctrina
 
En tiempos de san Buenaventura hubo un movimiento de frailes menores que se autoproclamaron como los "espirituales", sostenían que san Francisco de Asís había inaugurado un nueva fase de la historia con primacía del Apocalipsis y del "Evangelio eterno", este grupo predicaba que la Iglesia institucional había muerto y que un grupo  de carismáticos libres conducidos por el Espíritu Santo la reemplazaba, es decir, que los "franciscanos espirituales" ocupaban su lugar porque Dios había desechado a la institución eclesial.
 
Las ideología de este grupete estaba basada en Joaquín de Fiore, un abad cisterciense fallecido en 1202 que afirmaba un ritmo trinitario pero absolutista de la historia en que considera al Antiguo Testamento como la administración del Padre (desde la Creación hasta el nacimiento de Jesucristo), seguida por la administración de Cristo y de la Iglesia (dominada por los sacerdotes) a la que se espera una tercera con la administración del Espíritu Santo (dominada por los "nuevos monjes") que comienza con el "milenio" y se impone a todo lo anterior.
 
¿Qué pasa hoy?
 
Se trata de una interpretación determinista de la historia, como muy posteriormente hará p.e. Georg Hegel y será manifestada en el siglo XX, principalmente, por el nazismo y el estalinismo.
 
Resulta curioso pero actualmente, y por desgracia, existen algunas tendencias totalitarias dentro del cristianismo muy cercanas a la ideología de los "franciscanos espirituales" que han sido robustecidas por la filosofía de Hegel: formas de hegelianismo pastoral. Un "cristiano" hegeliano es aquel que no acepta ningún tipo de corrección ni tampoco el diálogo, considera a su ideología como la verdad absoluta que debe imponerse de manera total avasallando a todos quienes piensan o creen distinto, porque él y su grupete son la "encarnación del absoluto" en este tiempo, esa es la dialéctica.
 
¿Es lo mismo el neo gnosticismo de las sectas cristianas emocionales (liderazgo fuerte, fragmentación, univocidad fundamentalista, obediencia ciega al líder, dualismo platónico, lectura "entre líneas" de la Biblia, pensamiento mágico, etc.) y el hegelianismo pastoral?
 
No, pero se relacionan y retroalimentan, como también lo hace la utopía y la ideología. Tanto el neo gnosticismo cristiano así como el hegelianismo pastoral son fuertemente demagógicos (captan los sentimientos populares de la masa para ponerla a favor del demagogo y manipularla a su antojo).
 
Recordemos que los gnósticos antiguos no eran "racionalistas" como dicen algunos equivocados (o quizá contaminados) que muestran una visión sesgada del gnosticismo, sino que más bien eran "idílicos" con base platónica los de occidente y con base esotérica los de oriente, que no es lo mismo. Por eso, tienen la tendencia a desarrollar ideologías religiosas.  
 
También resulta curioso que, actualmente, muchos vean en el Concilio Vaticano II el surgimiento de "otra" Iglesia, una "nueva" (carismática) que destruye completamente a la "vieja" (institucional). Esta interpretación es hegeliana y está sesgada porque el Concilio Vaticano II es continuidad y novedad ¡ambas cosas! así como la Iglesia es institución y carisma ¡ambas cosas! ¡Bienvenido sea el Año de la Fe!
 
Volvamos a san Buenaventura
 
San Buenaventura le responde a una ideología dialéctica de la historia y sus seguidores espiritualistas:
 
1) Rechaza ese ritmo trinitario de la historia, Dios es uno y trino, no se divide en divinidades.
2) Jesucristo es la plena Palabra de Dios y el Espíritu Santo procede tanto del Padre como del Hijo.
3) La Iglesia no es inmóvil.
 
¿Qué es la teología para san Buenaventura?
 
Distingue tres actitudes:
1.    Teórica: primacía del conocimiento
2.    Práctica: primacía de la praxis
3.    Sapiencial: abarca las dos anteriores.

La sabiduría busca la contemplación y la forma más alta de conocimiento con la intención de llegar a ser buenos. Para san Buenaventura la razón no vacía la fe, por tanto la teología no está por encima de la Palabra de Dios.
 
La teología de la cruz de san Buenaventura nace del encuentro entre la teología neo platónica del Pseudo Dionisio y la espiritualidad franciscana. Pero esto no es anti-intelectual, ni anti-racional sino que incluye el camino de la razón y la trasciende en el amor de Cristo crucificado. Así se inicia con san Buenaventura una gran corriente mística que purificó el espíritu humano.
 
Toda la vida es una peregrinación a Dios, un itinerario, pero Él debe ayudarnos porque no podemos subir por nosotros mismos, por eso es tan importante la oración, acción que nos eleva.
 
"Oremos, pues, y digamos al Señor, nuestro Dios: Guíame Señor, por tus sendas y caminaré en tu verdad: Alégrese mi corazón en el temor de tu nombre". (San Buenaventura, Itinerario I,1) 
 
¡Palabra viva!
 
Mauricio Shara
 
Bibliografía:
Benedicto XVI, Audiencias Generales del 3, 10, 17 de marzo de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.