"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

12 de marzo de 2012

Tenemos mucho por hacer, 800.000 niños en el mundo son explotados

Ochocientos mil niños en todo el mundo trabajan durante días enteros, sometidos a todo tipo de riesgos y penurias insoportables para su corta edad. Según afirma el Camino Juvenil Solidario de Madrid, esta cifra responde a estadísticas poco fiables. Aunque los Estados Unidos y Somalia son los únicos países del mundo que no han ratificado aún la Convención sobre los Derechos del Niño, estos pequeños trabajan en los campos, sin horario y expuestos a la inhalación de pesticidas químicos tóxicos. Trabajan en la producción de prendas de vestir, en el plegado y empaquetado en los talleres de costura de Nueva York, en la recolección de pimientos en Nuevo México, de frijoles en Florida, de pepinos en Michigan, de pimientos verdes en el Tennessee, de manzanas en Nueva York, de uva en California, de setas en Pennsylvania, de melocotones en Illinois y de sorgo en Texas.


En otros países como Tailandia, más del 12% trabajan en el campo, otros en la cría de camarones y en la pesca, son explotados en la prostitución o la servidumbre doméstica. En Ecuador, un informe del gobierno muestra que, 367 mil menores de entre 5 y 14 años de edad son explotados en el trabajo ilegal: prostitución, mendicidad, servidumbre doméstica. En Piura, en Perú, el 38% de los niños menores de 14 años trabajan en las minas de Suyo, con enormes riesgos. Igualmente alarmantes son los datos de la explotación infantil en el departamento de Meta, Colombia, donde más del 18% de los niños son empleados en el trabajo ilegal. Alrededor del 30% de los niños han sido "tentados" a unirse a bandas armadas o de redes de prostitución. Más del 70% abandona la escuela para trabajar.

Fuente: Agencia Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.