"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

11 de marzo de 2012

Cuaresma "marciana"


El título de la presente editorial no tiene relación con el planeta Marte, aunque la foto de la portada de la presente edición de PCD sí corresponda a un desierto de aquel planeta, sino con el mes de marzo, ya que casi toda la Cuaresma 2012 se desarrolla en este mes. Pero resulta interesante mencionar que, hoy, una experiencia de renovación cuaresmal personal vivida con intensidad (oración, ayuno y limosna) es vista como “marciana” o extraña por la cultura contemporánea. Sin embargo, es necesario acortar la brecha de separación al respecto para entusiasmarnos con la renovación “cuaresmática” que año a año celebramos los católicos y los beneficios que trae al ser humano, para lo cual es insoslayable ensanchar nuestro entendimiento sin perder la esencia del sentido de la Cuaresma.
 

Benedicto XVI nos dice en su mensaje para la Cuaresma 2012 que “La atención al otro conlleva desear el bien para él o para ella en todos los aspectos: físico, moral y espiritual”. Pues bien, precisamente, la oración, el ayuno y la limosna traen un beneficio y una renovación espiritual, física y moral a quienes practican. No se trata de hacer largas y floridas oraciones espontáneas para que los demás digan “cómo ora esta persona”, no se trata de transformar a la oración en una predicación al público, en un espectáculo para gloria propia sino de orar a Dios, que es un “Dios escondido” ¡Realmente, tú eres un Dios que se oculta, Dios de Israel, Salvador! (Isaías 45,15) pero que se deja encontrar.
 
“Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando oren, no hablen mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados. No hagan como ellos, porque el Padre que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan.” (Mateo 6, 5-8). La habitación es un modo, una figura, que nos indica cerrarnos al fluir de la vanagloria. La oración puede ser comunitaria y también personal, que son diferentes en lo subjetivo pero es bueno que exista una reciprocidad de una y otra, así como oro en lo personal lo hago en comunidad y viceversa. Por ejemplo: en mi oración personal no tengo a nadie para impresionar, solo estoy con Dios y Él no se va a impresionar por mi fluidez oratoria, de la misma manera es mi oración comunitaria, eso muestra una verdadera comunión con Dios, un verdadero deseo ferviente, un amor a Dios entrañable. Pero si mi oración comunitaria está orientada a impactar a los demás, entonces cuando ore a Dios en lo personal ¿buscaré impactar al Señor?
 
De la misma manera el ayuno (Mt 6, 16-18), que podemos aplicarlo y extenderlo más allá de los límites estrictamente bíblicos (no comer por todo un día), lo cual es un gran desintoxicante para el cuerpo. Por eso, podemos aplicarlo a todo aquello que nos intoxica de alguna manera: radio y televisión basura, charlas vacías, vicios, etc. Hoy está de moda “desintoxicarse” del prójimo, “personas tóxicas” dice algún gurú posmoderno y pseudo cristiano pero… ¿quizá el tóxico sea yo? Sería provechoso abocarse a lo propio en primer lugar Por qué te fijas en la paja que está en el ojo de tu hermano y no adviertes la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: «Deja que te saque la paja de tu ojo», si hay una viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Mateo 7, 3-5) y luego intentar ayudar a desintoxicarse a los otros.
 
Toda esta vivencia personal de oración y ayuno si es auténtica nos lleva a manifestar el don de la reciprocidad y el don la caridad: la limosna. “Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo. Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.” (Mateo 6, 1-4). La limosna sobresale en muchos textos del Antiguo Testamento, siendo muy especial todo el libro de Tobías cuya lectura es recomendable para la Cuaresma. Pero la limosna bíblica no consiste en una suerte de mecenazgo publicitario a favor de la elusión impositiva como hacen las “celebridades” del show bussines, tampoco consiste en pregonar cuál es la dieta que dono a la Iglesia o a organizaciones de bien público para ser reconocido como un altruista o como un “próspero cristiano”. Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha.
 
Que el Señor nos renueve con la oración, el ayuno y la limosna. Para eso es necesario hacerlo como Él quiere, una Cuaresma “marciana”, por este mes de marzo y porque esta sana costumbre eclesial vivida con el fervor auténtico de la Palabra de Dios es vista como “marciana” por propios y extraños. Pero Benedicto XVI en su mensaje cuaresmal nos dice: Los maestros de espiritualidad recuerdan que, en la vida de fe, quien no avanza, retrocede. Queridos hermanos y hermanas, aceptemos la invitación, siempre actual, de aspirar a un «alto grado de la vida cristiana». (PCD).    


Cuaresma "marciana", Prensa Cristiana Digital 44 (2012) 2

1 comentario:

  1. Anónimo11.3.12

    Ultimamente hay muchos Art., que no estoy comen-
    tando, debido al estupor que me ha causado la inesperada desaparicion fisica de nuestro comun
    amigo, que me ha quitado las ganas de hacer mu-
    chas cosas. No obstante, al leer este Art., sobre
    Cuaresma, me llamo la atencion los juegos de pa-
    labras que se hacen en el, lo que me parecio tan
    real. Hoy la Cuaresma se vive, sin darle la importancia y magnitud que tiene. El Dios que murio y resucito obteniendonos la Salvacion.!
    Antes se meditaba, se vivia en recogimiento, se
    aprovechaba para hacer una "muy buena confesion"
    y escuchar el llamado de Dios a una conversion.!
    Lo demas leerlo aqui...!
    ETELVINA

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.