"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

29 de febrero de 2012

El sucesor del card. Bergoglio en el arzobispado de Buenos Aires estaría entre mons. Stanovnik, mons. Cargnello y mons. Radrizzani

Quizás haya sido el último, o penúltimo viaje a Roma que realizó como arzobispo de Buenos Aires, pero luego de cruzar varias veces la Plaza San Pedro, el cardenal Jorge Bergoglio ya sabe que en la Santa Sede soplan nuevos vientos de cambio y que este año podría terminar con un nuevo Papa. Esa es una de las percepciones del primado de la Argentina, luego de la visita que realizó al Vaticano entre el 10 y el 21 de este mes, cuando fue, como todos los años, a reunirse con distintas autoridades de la Iglesia Católica Romana, entre ellas, con su viejo amigo, el papa Benedicto XVI. Pero a diferencia de las santas travesías anteriores, esta vez “Bergo”, como le dicen sus colegas, fue sin mando de tropa, es decir, sin detentar la presidencia de la Mesa Ejecutiva de la Comisión Episcopal Argentina (CEA) que, luego de encabezarla durante seis años, desde noviembre pasado está en manos de su colega santafesino José María Arancedo, un hombre de su extrema confianza.


La ausencia de ese codiciado cargo no le restó poder al líder jesuita que en los últimos 14 años, fue recibido en Romacomo arzobispo en funciones y, en esta ocasión, debió hacerlo con sus 75 años recién cumplidos, es decir, luego de haber presentado al Papa su renuncia al Arzobispado, tal como lo establece el derecho canónico para todos los miembros de la Iglesia que cumplen esa edad y entran en edad de jubilarse. Quizás por eso, confían cerca de Bergoglio, su visita no fue una más, sino la más importante de los últimos años, porque, en este caso, los oídos vaticanos se abrieron para que el cardenal pronunciara los nombres de los sacerdotes que podrían sucederlo a partir de ahora en la Arquidiócesis de Buenos Aires, una de las instituciones más antiguas de la estructura política eclesiástica que está integrada por más de 420 sacerdotes y que concentra una influencia que ya la transformó en una de las referencias públicas más notorias del credo.

Texto completo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.