"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

20 de octubre de 2011

La fiesta del Señor de los Milagros en Lima

Desde las 6 de la mañana del martes, una procesión de fe inspirada en el Señor de los Milagros de Lima, la cual se realiza desde hacemás de 370 años irrumpió por las calles de la ciudad, llenándola de colorido y de aroma a incienso. En esta capital de 9 millones de habitantes, todo el tránsito vehicular se paralizó en varias cuadras a la redonda en el centro de Lima, por donde avanzó la procesión. Para los peruanos, esta procesión de ayer que se prolongó por más de 10 kilómetros en plena ciudad y por más de 15 horas, es un acto de fe y la mayoría de los que se acercaron a acompañar la imagen de Jesucristo confían en el Señor Milagroso.


Esta muestra de fe es comparable para ellos con la de Nuestra Señora de Guadalupe en México y la de Luján en la Argentina. Miles de personas desde los más recónditos lugares del Perú llegan para dar sumuestra de fe, de agradecimiento. La procesión tiene varias singularidades que la distinguen del resto que se conocen en América latina. Por un lado, están quienes componen la Hermandad del Señor de los Milagros que van cubiertos detogas moradas. De hecho, el color morado impregna toda la procesión en bandera, pancartas y hasta niños cuyas madres les colocan ropa de ese color porque recibieron alguna gracia o bien, el Señor los salvó de alguna enfermedad.

Texto completo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.