"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

17 de octubre de 2011

En Haití los católicos descubren, por dura experiencia, que la Iglesia no son edificios sino el Pueblo de Dios

"Necesitamos urgentemente poner en orden la administración de Haití" porque, "si el país estuviera bien organizado, en diez años estaría reconstruido": es lo que ha observado el Arzobispo de Puerto Principe (Haití), monseñor Guire Poulard, durante una reunión con los líderes de los grupos de voluntarios internacionales. Las personas que están en el gobierno, como los senadores y congresistas, "no están preparados", comentó. Pero monseñor Poulard está convencido de que el país irá hacia adelante de todas las maneras, porque el pueblo haitiano está formado por personas "que trabajan y no tienen miedo de la pobreza," porque ha demostrado a lo largo de la historia que se puede "emerger con fuerza en medio de las dificultades ".


En una nota enviada a la Agencia Fides, el Obispo recordó la pérdida de tantos médicos, enfermeras, agrónomos y muchos otros profesionales que murieron en el terremoto, remarcando el compromiso de la Iglesia para educar a los cristianos "aquellos que son llamados a reconstruir el país" especialmente a los jóvenes y estudiantes universitarios.

Monseñor Poulard, dijo que en Haití hay miles de católicos religiosos, de los cuales 800 sacerdotes, comprometidos a proporcionar un servicio en todo el país en materia de educación, rehabilitación, atención a los niños, apoyar a las familias, en la salud y consiguen hacer todo "sin distinción entre las personas."

En la nota enviada a la Agencia Fides, el Arzobispo de Puerto Príncipe observa que después del terremoto del 12 de enero de 2010, el pueblo católico de Haití vive "una experiencia dura, pero muy rica", porque cada día se descubre que la Iglesia "no son los edificios, sino el pueblo de Dios, que se reúne bajo un árbol, en tiendas de campaña o bajo el sol".

Sin embargo, destacó que, durante el período de emergencia, tal vez debido a la falta de coordinación entre las ONG tras el terremoto, las ayudas han tenido dificultades para llegar a aquellos que más lo necesitan.

Fuente: Agencia Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.