"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

17 de octubre de 2011

Entrevista al p. Vito del Prete acerca de la animación en la Evangelización

 "La evangelización de hoy debe confiar en el Espíritu Santo, que es el motor de la misión, no tanto en recursos humanos como el dinero. Si, en la misión, la mentalidad dominante tiene que confiar en el dinero, el Evangelio no dará un paso adelante: lo recordaba el Beato Padre Paolo Manna, fundador de la Unión Misional del Clero": con palabras tan provocativas, p. Vito Del Prete, PIME, Secretario General de la Pontificia Unión Misionera (PUM) interviene durante el mes misionero, trazando, en una entrevista a la Agencia Fides, el futuro de la animación y lde la formación misionera en el mundo.


¿Cuáles son las raíces del trabajo de animación y formación llevadas a cabo por el PUM?
La PUM nació a principios del 900 por la crisis de evangelización, gracias a una intuición del Beato Padre Paolo Manna, PIME. Se quejaba de que la misión ad gentes era "un asunto marginal de la Iglesia, confiado sólo a un puñado de valientes misioneros. P. Manna quería que la missio ad extra de convirtiera en una urgencia de toda la Iglesia, y puso en duda, en primer lugar a todos los obispos y sacerdotes. Siempre y cuando no estén capacitados para la misión, la proclamación apasionada del Reino de Dios, dijo, el Evangelio no dará un paso adelante. Pensó el establecer la Unión Misional del Clero (que más tarde se convirtió en el PUM) con la tarea específica de orar, animar y formar en un clero misionero. Si los pastores tienen la pasión misionera, también el pueblo de Dios la tendrá.

¿Cómo es el trabajo de hoy?
La intuición de P. Manna sigue siendo válida hoy en día, a pesar de las proclamas y documentos del Concilio Vaticano II, que hizo hincapié en que la Iglesia entera fuera misionera. Existe una experiencia positiva: sacerdotes y laicos fidei donum, y un fuerte movimiento misionero laico. Sin embargo, la necesidad de animar a los pastores, para que se convenzan que la vocación al sacerdocio y al episcopado es esencialmente misionera, y se mantiene. La Iglesia no se convierte en misionera, sino que lo es por su constitución. Hay que decir que, después de un momento de entusiasmo tras el Vaticano II, hubo una pausa, tanto que Juan Pablo II habló de una "crisis de la misión", debido a varios factores: la nueva cultura, el relativismo, la crisis de identidad del mundo occidental, pero, en esencia, una crisis de fe.

¿Cuáles son los principales retos en este trabajo, en los diferentes continentes?
Formar a los pastores es la máxima prioridad. Lo piden las Iglesias jóvenes, de las que está renaciendo el cristianismo de hoy. África, que ha sido bendecida con un notable florecimiento de las vocaciones, no tiene aún una tradición en el trabajo de la educación misionera y faltan instructores calificados. Y en África, los pastores son un punto de referencia no sólo para la comunidad eclesial, sino también para la autoridad civil. Asia está mejor equipada, con personal cualificadas para la formación, pero en algunos países, las iglesias locales deben conformarse con lo que los gobiernos permiten: a Laos, Corea del Norte, Birmania, China no dan visas a personal externo que pueda ayudar a la formación. América Latina sufre, sin embargo, no tanto la falta de habilidades académicas, sino las lagunas en el testimonio cristiano que minan su credibilidad.

¿Qué instrumentos de formación usa el PUM?
La PUM, llamada el "alma" de las Obras Misionales Pontificias (POM), ofrece una espiritualidad apostólica en todas las actividades de evangelización. El Evangelio avanza en virtud del Espíritu Santo y no con el dinero: la PUM hace el trabajo de otras obras, no es pura administración. Organizamos cursos destinados a los formadores, obispos, sacerdotes, teólogos, que de todo el mundo vienen al Centro Internacional para la Animación Misionera (CIAM), en Roma. También promovemos varias semanas de formación en las iglesias locales. Otra herramienta es la revista "Omnis Terra", dirigida a todos los responsables de la evangelización y un curso de estudios sobre la misión, en varios tramos, que pronto nos gustaría hacer disponibles on line.

Fuente: Agencia Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.