"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

6 de octubre de 2011

En el pueblo de Rokwe, sur de Sudán, la Iglesia está presente llevando la dignificación del Evangelio a los sufrientes

A primera vista, el pueblo de Rokwe, en las afueras de Yuba, parece como cualquier otro pueblo en el sur de Sudán. Sin embargo, no es una ciudad turística, ya que es una colonia para personas afectadas por la lepra, con la asistencia de los miembros de una iglesia local, a cargo de los Hermanos de San Martín de Porres. El pequeño centro de salud sufre de una carencia crónica de recursos, además de la guerra que también ha hecho más difícil la administración de fármacos irregulares. Sin embargo, las personas involucradas en la colonia siempre se han decidido a tomar el cuidado de los pacientes. Incluso después de ser tratados, muchos pacientes de lepra prefieren quedarse en el pueblo. A menudo sufren discapacidades graves que hacen que sea complicada la vida en lo que es una de las regiones más pobres del mundo.


Además, durante la Guerra Civil, la colonia parecía ser un lugar más seguro. De hecho, los 350 habitantes de Rokwe a menudo se han salvado de los ataques violentos que se llevaron a cabo en otros lugares, porque los soldados tenían miedo de contagio. "Es un estigma real. La gente cree que puede contraer la lepra simplemente saludando a un paciente, cuando en realidad es imposible. La gente tiene miedo incluso de acercarse a un paciente que se ha curado hace años", dijo uno de los hermanos de la comunidad de San Martín de Porres. Y muchos leprosos, por su parte, viven con miedo porque en el caso de los ataques violentos no serían capaces de defenderse. Aunque la mayoría de la gente del sur de Sudán mantienen algo de esperanza por su país, recién independizado de Jartum, muchos se muestran escépticos porque hasta ahora no se han observado mejoras sustanciales en la situación.

Fuente: Agencia Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.