"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

12 de agosto de 2011

El cardenal Leonardo Sandri está en la Argentina



Al igual que ocurre desde hace 157 años, el próximo lunes 15 de agosto será día de asueto administrativo en el partido bonaerense de Avellaneda, porque ese día la ciudad y el distrito celebran la fiesta de su Patrona, Nuestra Señora de la Asunción. Los actos centrales comprenden una multitudinaria procesión con la imagen de la Virgen por la avenida Mitre, de la que participan las autoridades civiles, los colegios de la zona, las fuerzas vivas de la ciudad y la multitud de vecinos que honran así a su celestial patrona; una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante en homenaje a Nuestra Señora de la Asunción, en la que participará y usará de la palabra el obispo local; y por último la santa misa en la catedral.


Este año las celebraciones, que se realizan con el lema “María, peregrina de nuestra historia y servidora de la Patria”, y en el marco del 50º aniversario de la creación de la diócesis, serán realzadas por la presencia del cardenal Leonardo Sandri, argentino residente en el Vaticano, donde es prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, equivalente a un ministerio en un gobierno civil.


Los festejos comenzarán a las 8.30 con un sonoro repique de campanas en homenaje a la Patrona. Luego, escoltada por los Bomberos Voluntarios de Avellaneda, la Bandera Nacional será izada en el mástil de la Plaza Alsina, ante la presencia del intendente municipal Jorge Ferraresi, acompañado por otros funcionarios del municipio.

A las 16, concluida la procesión, el cardenal Sandri presidirá en la catedral la santa misa de la solemnidad de la Asunción de la Virgen María. Con él concelebrará el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Frassia, y los sacerdotes de la diócesis.

El purpurado argentino-vaticano

El cardenal Leonardo Sandri, hijo de inmigrantes italianos venidos de la provincia de Trento, es porteño y tiene 68 años.

Al completar sus estudios eclesiásticos que cursó en el Seminario de Buenos Aires (Villa Devoto), el 2 de diciembre de 1967 fue ordenado sacerdote en la catedral de Buenos Aires por monseñor Juan Carlos Aramburu, arzobispo coadjutor de Buenos Aires.

El 22 de julio de 1997 el papa Juan Pablo II lo designó obispo titular de Cittanova y recibió la ordenación episcopal el 11 de octubre de 1997 en Roma, de manos del cardenal Angelo Sodano, Secretario de Estado del Vaticano.

Tras haberse desempeñado como nuncio apostólico en Venezuela (1997-2000) y en México (2000), Juan Pablo II lo nombró Sustituto para los Asuntos Generales en la Secretaría de Estado de la Santa Sede y desde esa función participó en la preparación de los viajes apostólicos en diferentes naciones del mundo, acompañando a los Pontífices durante su desarrollo.

Particularmente esperados y significativos para las Iglesias Orientales Católicas fueron los viajes a Grecia, Siria, Bulgaria, Ucrania, Armenia, Kazajstán, Eslovaquia y Croacia con Juan Pablo II y a Turquía con Benedicto XVI. Este Pontífice lo creó cardenal en noviembre de 2007 y lo nombró Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, cargo que desempeña actualmente.

El cardenal Sandri fue quien anunció al mundo la muerte del ahora beato Juan Pablo II, y en los días previos al deceso fue la voz del pontífice quien como no podía hacerse oír lo hizo a través del cardenal argentino que lo acompañó hasta su último aliento.

Fuente: AICA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.