"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

7 de junio de 2011

Quieren rescatar a la enfermera secuestrada en Pakistán y convertida a la fuerza al Islam


Para liberar Farah Hatim, la enfermera cristiana secuestrada y convertida por la fuerza al Islam en  Punjab, el mes pasado, es necesario que se realice un esfuerzo por parte de la Iglesia y de la comunidad internacional. Este es el llamamiento que ha llegado a Fides y que ha lanzado la familia de la joven y los fieles católicos de Punjab. La Familia de Farah - refieren fuentes locales de Fides  que piden mantener el anonimato por razones de seguridad - se encuentra en un estado de desesperación e impotencia, sobre todo después de que las voces de las instituciones locales han sido ignoradas.



El chica, de 24 años, fue secuestrada el 8 de mayo en la ciudad de Rahim Yar Khan (Sur de Punjab) por el musulmán Zeehan Iliyas, con la intención de convertirla al Islam y obligarla a un matrimonio forzado. La denuncia de la familia no ha servido para nada, ya que la policía local ha demostrado estar en complicidad con los secuestradores negándose a intervenir.

La familia de Farah ha solicitado la intervención de las autoridades civiles y en los últimos días  Kamran Micheal, cristiano y Ministro de las minorías en la provincia de Punjab, se ha expuesto directamente denunciando el secuestro y ordenando a la policía de encontrar a la chica y devolverla a su familia de origen. Sin embargo, el Superintendente del Distrito de Policía local, ha reiterado su negativa a obedecer la orden e intervenir para liberar a la chica.
En este momento, dice a la Agencia Fides la familia de Farah, "sólo nos queda la esperanza de que intervenga la comunidad internacional, dado que el sistema jurídico y las fuerzas del orden en Pakistán no nos hacen justicia". De hecho, la policía ha tratado de detener a dos hermanos de Farah, para intimidar a la familia y convencerla de que abandone el caso.

Farah ha firmado, bajo tortura, una declaración en la que afirma haberse convertido al Islam de forma voluntaria. La familia dice que "la conversión ha sido forzada, y es absolutamente inválida". Farah no tiene padre; su madre Balqees Hatim, además de Farah, tiene otros dos hijos y tres hijas.

Fuente: Agencia Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.