"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

16 de junio de 2011

El flagelo de la "obediencia ciega" a un líder carismático


La autoridad, o mejor, las fallas o excesos de autoridad, el autoritarismo, dentro de las congregaciones católicas, como ocurrió con la mexicana Legionarios de Cristo, fue uno de los temas de la reunión de cardenales celebrada el lunes en el Vaticano y presidida por el papa Benedicto XVI, indicaron fuentes religiosas. Según la agencia católica I.media, durante la reunión, los cardenales que trabajan en la Curia Romana, es decir, en el gobierno central de la Iglesia, abordaron entre otros temas la "obediencia ciega" rendida al padre Marcial Maciel (1920-2008), apartado de la Iglesia por pedofilia.


Para algunos medios de prensa italianos, los purpurados coincidieron en reiterar que la obediencia al propio superior no debe estar porencima de la mayor autoridad de la Iglesia, el Papa, ni superar la adhesión a su magisterio.

Texto completo:

3 comentarios:

  1. Anónimo16.6.11

    NI "OBEDIENCIA CIEGA", NI "LIDER CARISMATICO",
    NO TRATEMOS DE JUSTIFICAR LO ABERRANTE E INCALI-
    FICABLE.!!! POR QUE SE TRATO DE OCULTAR LA SITUA-
    CION.??? EN ESA EPOCA, TRISTEMENTE TENIAMOS OTRO
    PAPA.! CUESTA DECIRLO, PERO HAY QUE DECIRLO.

    ETELVINA

    ResponderEliminar
  2. JUANCHO17.6.11

    LOS LIDERES QUE SUGESTIONAN A LA GENTE HACEN LAS COSAS MAS "MARAVILLOSAS" Y LAS MAS ABERRANTES. SON TODITOS IGUALITOS...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo22.6.11

    Muy bien, y la Iglesia debe también asumir la responsabilidad integra de guiar todos los poderes, para que todo poder se le entrega realmente a Jesús. Junto con el celibato y la castidad, y la obediencia, la pobreza que los sacerdotes católicos debemos vivir no es la pobreza del mundo, es decir la de no tener nada; sino la pobreza absoluta de Cristo, la cual conciste en no dejar el dinero en manos de quienes no lo distribuyen con honestidad a todos, llevándose ellos la mayor parte, sino en “Se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza.”, es decir no ambicionar riquezas material, sino buscar la riqueza espiritual, “ser pobres de espíritu” (el pobre siempre está buscando la manera de conseguir lo necesario, en este caso buscar cada vez mas lo espiritual, manifestándolo en su amor hacia Dios y hacia los demas, con obras), y materialmente buscar que todos, no solo nosotros o nuestra comunidad, tengan lo necesario “Tenían un solo corazón y una sola alma, porque no había necesitados entre ellos.”. Para esto hay buscar laicos “llenos de sabiduría (conocedores de la Palabra de Dios), llenos del Espíritu Santo (que acudan con frecuencia a confesarse y a comulgar) y de buena reputación (sin ateismos, sin aconfesionalismos, sin vicios, sin ambiciones y sin rebeldías con la Iglesia de Cristo), que dirijan esta área económica. Y políticamente pues asumir la responsabilidad de guiar el poder político, no aliarse con él, sino responsabilizarse de él, no manejándolo, pues son los laicos (los del pueblo) quienes lo deben manejar, pero si guiarlo para que no se caiga en errores de malinterpretar la palabra laico, como sin religión o sin Dios, y manejarlo así con ideas contrarias de Dios; mas bien guiándo a los laicos del pueblo de Dios, y ellos confesándose y comulgando, para que Jesús, a quien se le ha entregado todo poder en el cielo y en la tierra, incluyendo el poder político y el estado laico, lo dirija con sus enseñanzas, pues es Jesús el verdadero fundador del estado laico y por lo tanto a él le pertenece, y no al diablo. “Amor y paz en Dios a todos.”.

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.