"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

13 de septiembre de 2013

Culminó el “Ratzinger Schülerkreis” que tuvo como tema "La cuestión de Dios en el escenario de la secularización". El sabio presidió la Santa Misa

El Papa emérito Benedicto XVI ha celebrado la Santa Misa en la capilla de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, con motivo de la clausura del tradicional seminario estival de sus ex-alumnos, el denominado “Ratzinger Schülerkreis”. El encuentro tiene lugar en Castel Gandolfo pero este año Benedicto XVI no ha participado. La XXXVIII edición del “Ratzinger Schülerkreis” ha tenido como tema “La cuestión de Dios en el escenario de la secularización” a la luz de la obra filosófica y teológica del pensador Rémi Brague, galardonado el año pasado con el “Premio Ratzinger” de Teología.
 

La Santa Misa ha contado con la participación de unas cincuenta personas y Benedicto XVI ha concelebrado con los cardenales Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y Christoph Schönborn, arzobispo de Viena (Austria); los arzobispos Georg Gänswein, prefecto de la Casa Pontificia y Barthelemy Adoukonou, secretario del Pontificio Consejo para la Cultura y el obispo auxiliar de Hamburgo (Alemania), Hans-Jochen Jaschke.
 
El Papa emérito ha comentado en la homilía el evangelio de hoy en el que Jesús invita a sus discípulos a tomar el último lugar. “Un lugar que puede parecer muy bueno -ha dicho- puede revelarse un lugar muy feo.... El que en este mundo y en esta historia es empujado hacia adelante y llega a los primeros puestos tiene que saber que está en peligro; tiene que poner todavía más sus ojos en el Señor... mirar a la responsabilidad hacia los demás, tiene que convertirse en aquel que sirve, en aquel que, en la realidad ,está sentado a los pies del otro y así bendice y será a su vez bendecido”.
 
“La Cruz, en la historia - ha explicado- es el último lugar y ... el Crucificado no tiene lugar alguno... ha sido despojado... es nadie y sin embargo “esta humillación extrema” es “la verdadera exaltación... Sí, Jesús está ... a la altura de Dios porque la altura de la Cruz es la altura del amor de Dios, la altura de la renuncia a sí mismo y de la dedicación a los demás. Así, este es el lugar divino y nosotros queremos pedir a Dios que nos conceda comprender cada vez más y aceptar con humildad, cada uno según le corresponda, este misterio de la exaltación y la humillación”.
 
Fuente: VIS - Vatican Information Service

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.