"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

17 de agosto de 2012

Para el nuevo código civil argentino la infidelidad no es importante en el matrimonio sino solo el "amor" (concupiscente, egoísta, puramente sensible)

Con el nuevo Código Civil desaparecen todas las causales de divorcio. Sólo el "amor", o mejor dicho su ausencia, resulta suficiente para encarar un divorcio en la Justicia. Así es que la infidelidad (o adulterio) ya no cuenta, en términos jurídicos, como una razón para terminar un matrimonio, sencillamente porque no hace falta. En el debate de la comisión bicameral del martes pasado, la prestigiosa jurista mendocina Aida Kemelmajer de Cartucci, que participó de la elaboración del proyecto, explicó que “la desaparición del deber de fidelidad se realiza por supresión como deber jurídico y su transposición como deber moral”.


Con la reforma, el deber de fidelidad queda restringido entonces a lo moral. “Los deberes morales no son exigibles, son deberes éticos, los exigibles son los jurídicos, que generan una sanción”, aclara Atilio Alterini, profesor emérito de Derecho Civil en la UBA y ex decano de la Facultad de Derecho. En su exposición del martes, Kemelmajer de Cartucci fue más allá: “Hay una supresión de la fidelidad como deber jurídico, porque lo que se intenta es pacificar en materia de conflictos. Muchas veces, el juez no es pacificador y se profundiza el conflicto sobre las causas”. La jurista consideró que “tenemos abogados acostumbrados a tirarle al juez la bolsa de los trapos sucios. Entonces, lo que va a haber es un nuevo rol del abogado que tiene que trabajar él por la pacificación. El (nuevo) Código dice que hay que mirar hacia adelante y no hacia atrás. Lo jurídico no tiene que decir quién es culpable o inocente”.

Texto completo:

1 comentario:

  1. Anónimo22.8.12

    Perdon por lo que voy a decir..."Es un viva la
    Pepa"...!

    ETELVINA

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.