"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

15 de marzo de 2012

Mons. Arancedo: “Para la Iglesia, el aborto nunca es una solución y no hay razones que lo justifiquen porque es una muerte. Habrá que buscar soluciones de contener a la madre, de acompañarla, pero nunca el aborto”


 Apenas un día después de que el máximo tribunal firmó por unanimidad un fallo que confirmó que el aborto no es punible en caso de violación, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, fue recibido ayer por el titular de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti.


Al salir del Palacio de Tribunales, el arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz reiteró la preocupación de la Iglesia por la resolución al asegurar que ahora la posibilidad de practicarse un aborto aparece "mucho más fácil".

"Este fallo debilita mucho la defensa de la vida. El aborto se justifica solamente en una declaración jurada de que la mujer ha sido violada, sin la necesidad de que haya que ver quién ha sido el violador. El violador acá parecería que es inocente", sostuvo monseñor Arancedo en diálogo con la prensa.

“Cuando perdemos el sentido de que la vida es un límite, corremos el peligro de trastocar muchos valores”, agregó.

El arzobispo santafesino reveló que la respuesta de Lorenzetti a su planteo fue que con el fallo la Corte “responde a algunas necesidades” sociales alrededor del aborto.

Tras insistir en que la resolución del máximo tribunal “culturalmente no nos hace bien”, advirtió que “puede abrir una puerta al aborto que nunca es una solución, nunca hay razones que justifiquen optar por una vida frente a la otra”.

“Para la Iglesia, el aborto nunca es una solución y no hay razones que lo justifiquen porque es una muerte. Habrá que buscar soluciones de contener a la madre, de acompañarla, pero nunca el aborto”, aseveró.

Al referirse a la declaración jurada que permite a una mujer certificar que fue violada, monseñor Arancedo reiteró que “ha quedado mucho más abierta la posibilidad de abortos sin tiempo, porque puede ser un embarazo de dos meses o cinco meses”.

Al ser consultado sobre qué le diría a una mujer violada, el prelado respondió: “Que confíe en la vida, tampoco es una solución matarle lo que está en su vientre. Más que alentar a la chica a que aborte hay que decirle ‘serenate, lo que está en vos es vida humana. La violación siempre va a ser para ella una mancha pero no pongamos otra con la muerte de su hijo”.

Monseñor Arancedo, quien concurrió al Palacio de Tribunales acompañado por el presbítero Andrés Tello Cornejo, definió la reunión con el ministro de la Corte como “muy serena, tranquila, cordial”, y aclaró que estaba programada de antemano.

Fuente: AICA

1 comentario:

  1. Anónimo15.3.12

    Lo que deberia hacerse es contener a las madres.
    Hace falta educar al pueblo y en eso no se penso
    nunca...!

    ETELVINA

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.