"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

30 de marzo de 2012

Judíos y católicos reflexionaron sobre la crisis financiera

“Perspectivas religiosas sobre la actual crisis financiera: enfoque para un orden económico justo”, ha sido el tema de la XI reunión de la Comisión bilateral del Gran Rabinato de Israel y la Comisión de la Santa Sede para las Relaciones Religiosas con el Hebraismo. El encuentro ha tenido lugar en Roma, del 27 al 29 de marzo; y ha estado presidido por el rabino Shear Yashuv Cohen y por el cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz.

 
En la declaración conjunta emitida al final de la reunión, ambas delegaciones subrayan que, no obstante varios factores hayan contribuido a la crisis financiera, “en sus raíces hay una crisis de valores morales. La importancia del tener, que crea una cultura de la codicia, eclipsa la importancia del ser; y el valor de la verdad, que conlleva la honradez y la transparencia, está ausente en la actividad económica”.

En el centro de la concepción de cristianos y judíos sobre un orden económico justo, se encuentra la afirmación de la soberanía y la providencia del Creador del mundo, de la que emana cualquier riqueza, entregada a la humanidad para el bien común”, prosigue el texto. De ahí que el objetivo del orden económico sea un bienestar de la sociedad que reafirme la dignidad de todos los seres humanos, creados a imagen y semejanza divina. Este concepto “es la antítesis del egocentrismo, porque lleva aparejado la promoción del bien del individuo en relación con la comunidad y la sociedad, (…) y subraya la necesidad de solidaridad y fraternidad”. Presupone, además, “la obligación de garantizar las necesidades básicas, como la protección de la vida, el sustento, la vivienda, la salud, la educación y el empleo”. Entre las personas más vulnerables que merecen una atención especial, la Comisión menciona entre otros a los emigrantes y trabajadores extranjeros, cuya condición “da la medida de la salud moral de la sociedad”.

El comunicado recuerda también el deber, por parte de los países con economías mas desarrolladas, de “reconocer sus responsabilidades y obligaciones para con las naciones y las sociedades más necesitadas, sobre todo en la era de la globalización”. En este contexto, se citan “el destino universal de los bienes de la tierra; la cultura de 'suficiencia', que implica la auto-limitación; y un sistema ético de asignación de recursos y prioridades”.También se habla de la necesidad de extender la remisión parcial de las deudas -que ha tenido lugar a nivel nacional e internacional- a las familias e individuos..

Los miembros de la comisión bilateral ponen de relieve el papel que las comunidades de fe deben desempeñar para contribuir a un orden económico responsable y la importancia de su compromiso para este fin con los gobiernos, instituciones educativas y medios de comunicación. Por último, observan que “la crisis ha puesto de manifiesto la profunda falta del componente ético en el pensamiento económico”. Por lo tanto, “es imperativo que los institutos y academias de estudios económicos y políticos incluyan la formación ética en sus planes de estudio, como ha sucedido en los últimos años en el ámbito médico”.
 
 
Fuente: VIS - Vatican Information Service


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.