"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

6 de diciembre de 2011

En medio de un posmodernismo con relaciones líquidas y donde la mayoría de los adultos quieren vivir fantasiosamente en la juventud perdida, surge la primera "Escuela para ser padres"

La vida se va complejizando cada vez más. Los cambios son abruptos y profundos y se torna difícil estar a la altura de las circunstancias, en todo sentido. En este contexto, a los padres les cuesta bastante ejercer su rol. Porque deben trabajar y ausentarse muchas horas del hogar. Porque los chicos a veces no encuentran referentes y eso los lleva a interactuar física y virtualmente con montones de personas conocidas y no tanto. En las escuelas repercuten todos estos cambios y muchas veces la comunicación entre los docentes y los padres falla. Por estas cuestiones se creó una escuela para padres, con la idea de tender puentes entre los adultos que tienen la tarea de criar y educar.


“En el mundo actual se requiere una enorme flexibilidad para adaptarse y seguir desempeñando exitosamente nuestro rol de padres. Hay situaciones en las que el sentido común y la formación que recibimos no alcanzan para educar a nuestros hijos como pretendemos y la realidad nos quita la capacidad de reacción para llegar a ellos en tiempo y forma”, dice Edgardo De Vincenzi, presidente de la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas (ADEEPRA), que hace la prueba piloto del programa de escuela para padres “Creciendo en Familia”. “Uno de los ejes es levantar la autoestima de los padres, porque entendemos que es lo que ayuda a tener autoridad. Hoy a los padres les cuesta mucho imponerse y marcar límites”, asegura Diego Barrios Neme, asesor de ADEEPRA. El domingo pasado Clarín publicó una nota en la que se trataba justamente ese tema.

Texto completo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.