"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

13 de diciembre de 2011

Benedicto XVI: "En este tiempo de Adviento reforcemos la certeza de que el Señor ha venido entre nosotros y renueva constantemente su presencia de consuelo, amor y alegría"

Después de la visita pastoral a la parroquia romana de Santa María de las Gracias en Casal Boccone, Benedicto XVI se asomó a mediodía a la ventana de su estudio para rezar el Ángelus con los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro. Siguiendo la tradición, en este tercer domingo de Adviento estaban presentes en la plaza los niños de los Oratorios Romanos para que el Papa bendijese las estatuillas del Niño Jesús que se colocarán en los nacimientos de las casas, escuelas y parroquias.




  “Los textos litúrgicos del Adviento -dijo el Santo Padre antes de la oración mariana- renuevan la invitación a vivir esperando a Jesús y a no dejar de esperar su venida, manteniendo una actitud de apertura y disponibilidad al encuentro con Él. La vigilancia del corazón, que el cristiano está llamado a ejercitar siempre, en la vida diaria, caracteriza en particular este tiempo en que nos preparamos con alegría al misterio de Navidad. El ambiente externo propone los habituales mensajes comerciales, aunque quizás en tono menor a causa de la crisis económica. El cristiano está invitado a vivir el Adviento sin dejarse distraer por las luces, sabiendo dar el justo valor a las cosas para fijar la mirada interior en Cristo”.

“En particular, la liturgia de este domingo, denominado Gaudete, nos invita a la alegría, a una vigilancia que no sea triste, sino gozosa –explicó-. La alegría verdadera no es el fruto de la diversión, entendida en el sentido etimológico de la palabra ‘di-vertere’, es decir, desvincularse de los compromisos y las responsabilidades de la vida. La alegría verdadera está ligada a algo más profundo. Ciertamente, con el ritmo de vida actual, casi frenético, es importante encontrar momentos para reposar y relajarse, pero la alegría verdadera está ligada a la relación con Dios. Aquel que ha encontrado a Cristo en su vida, experimenta en el corazón una serenidad y una alegría que nadie, ni ninguna situación puede arrebatarle (...) En este tiempo de Adviento reforcemos la certeza de que el Señor ha venido entre nosotros y renueva constantemente su presencia de consuelo, amor y alegría”.

Después del Ángelus, Benedicto XVI saludó en primer lugar a los niños de Roma y les pidió que cuando rezasen ante el Nacimiento se acordasen del Papa como el Papa se acuerda de ellos.

También dio la bienvenida a los representantes del Movimiento por la Vida de diversos países europeos llegados a Roma con motivo del premio “Madre Teresa de Calcuta”, asignado a la memoria de Chiara Lubich, fundadora del movimiento Focolari. “En el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos –dijo-recordemos que el primero entre todos es el derecho a la vida”.

Asimismo, habló a los peregrinos croatas que participan en el simposio su Ruder Josip Boskovic. “Este jesuita, científico y diplomático, encarna y testimonia de forma óptima la relación entre la fe y la ciencia”, concluyó el pontífice.

Fuente: VIS - Vatican Information Service

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.