"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

20 de octubre de 2011

Cristianos e hindúes para promover la libertad religiosa

“Cristianos e Hindúes, juntos para promover la libertad religiosa” es el tema del Mensaje dirigido a los seguidores del hinduismo por el cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, con motivo de Deepavali, la fiesta de la luz, que este año se celebra el 26 de octubre. El documento lleva también la firma del arzobispo Pier Luigi Celata, secretario de ese dicasterio. 



  Deepavali representa la victoria de la verdad sobre la mentira, de la luz sobre las tinieblas, de la vida sobre la muerte, del bien sobre el mal. La celebración dura tres días que marcan el comienzo de un nuevo año, de la reconciliación familiar, especialmente entre hermanos y hermanas y la adoración de lo divino.

La libertad religiosa, dice el texto “ocupa el centro del escenario en diversos lugares y llama nuestra atención sobre aquellos miembros de nuestra familia humana expuestos a la condena, al prejuicio y a una propaganda de odio, a la discriminación y a la persecución por su pertenencia religiosa. La libertad religiosa es la respuesta a los conflictos que en varias partes del mundo tienen un motivo religioso. En medio de la violencia desencadenada por estos conflictos, muchos aspiran ardientemente a una coexistencia pacífica y a un desarrollo humano integral”.

“La libertad religiosa se encuentra entre los derechos humanos fundamentales enraizados en la dignidad de la persona. Cuando se pone en peligro o se niega, todos los derechos humanos están en peligro. La libertad religiosa lleva aparejada, necesariamente, la exclusión de cualquier coacción por parte de individuos, grupos, comunidades o instituciones. Si bien el ejercicio de este derecho comprenda la libertad de toda persona de profesar, practicar o difundir la propia fe o religión, tanto en público como en privado, individual o comunitariamente, ese derecho implica también la seria obligación, por parte de las autoridades civiles, de los individuos o grupos, de respetar la libertad de los demás. Asimismo comprende la libertad de cambiar de religión”.


Fuente: VIS - Vatican Information Service

1 comentario:

  1. Anónimo21.10.11

    Loado sea Dios que tambien hay buenas noticias...!

    ETELVINA

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.