"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

10 de septiembre de 2011

En el Mes de la Biblia: Cómo hay que interpretar la Sagrada Escritura - Dei Verbum 12. Seminario Bíblico por FM Parroquial 105.1



Seminario Bíblico por FM Parroquial 105.1
Subsidio 20: Cómo hay que interpretar la Sagrada Escritura – Dei Verbum, 12
 
(I) Habiendo, pues, hablando Dios en la Sagrada Escritura por hombres y a la manera humana, para que el intérprete de la Sagrada Escritura comprenda lo que El quiso comunicarnos, debe investigar con atención lo que pretendieron expresar realmente los hagiógrafos y plugo a Dios manifestar con las palabras de ellos.
(II) Para descubrir la intención de los hagiógrafos, entre otras cosas hay que atender a "los géneros literarios". Puesto que la verdad se propone y se expresa de maneras diversas en los textos de diverso género: histórico, profético, poético o en otros géneros literarios. Conviene, además, que el intérprete investigue el sentido que intentó expresar y expresó el hagiógrafo en cada circunstancia según la condición de su tiempo y de su cultura, según los géneros literarios usados en su época. Pues para entender rectamente lo que el autor sagrado quiso afirmar en sus escritos, hay que atender cuidadosamente tanto a las formas nativas usadas de pensar, de hablar o de narrar vigentes en los tiempos del hagiógrafo, como a las que en aquella época solían usarse en el trato mutuo de los hombres.
(III) Y como la Sagrada Escritura hay que leerla e interpretarla con el mismo Espíritu con que se escribió para sacar el sentido exacto de los textos sagrados, hay que atender no menos diligentemente al contenido y a la unidad de toda la Sagrada Escritura, teniendo en cuanta la Tradición viva de toda la Iglesia y la analogía de la fe. Es deber de los exegetas trabajar según estas reglas para entender y exponer totalmente el sentido de la Sagrada Escritura, para que, como en un estudio previo, vaya madurando el juicio de la Iglesia. Porque todo lo que se refiere a la interpretación de la Sagrada Escritura, está sometido en última instancia a la Iglesia, que tiene el mandato y el ministerio divino de conservar y de interpretar la palabra de Dios. (Dei Verbum, 12)
 
Párrafo I de Dei Verbum 12
 
Dios habló por mediación de hombres y a la manera humana. Esto es importantísimo y básico de saber a la hora de abrir la Biblia: la cuestión de las mediaciones con las cuales Dios se comunicó, se trata de mediaciones humanas. Las mediaciones son dinámicas y variadas en cuanto al lenguaje utilizado a lo largo de la historia, recordemos que el lenguaje humano se mueve entre la estabilidad y la mutabilidad. Por eso es fundamental investigar lo que quisieron expresar realmente los hagiógrafos y plugo a Dios manifestar en las palabras de ellos.
 
Ejemplo: Vamos a sacar a propósito una frase del contexto bíblico:
Les aseguro que todo será perdonado a los hombres: todos los pecados y cualquier blasfemia que profieran. Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tendrá perdón jamás: es culpable de pecado para siempre. (Marcos 3, 28-29). Esta frase podría tomarse de manera literalista, ocasionando serios problemas en la vida de la fe. En primer lugar, debemos ubicar el versículo en su contexto: los diálogos entre Jesús y su familia terrena y los escribas de Jerusalén. La estructura sería esta:
 
1)     vv. 20-21  Jesús es acusado por sus parientes: “está fuera de sí”, “loco”
2)     vv. 22       Jesús es acusado por los escribas: “está poseído por Beelzebul”, “endemonizado”
2´)  vv. 23-30 Respuesta de Jesús a los escribas
1´) vv. 31-35  Respuesta de Jesús a sus parientes
 
El Evangelio de Marcos es el más antiguo y está lleno de secuencias que debemos respetar para entender lo que realmente quiso expresar. Marcos está escribiendo para cristianos perseguidos por el imperio romano que viven una situación dramática. En el texto, la respuesta de Jesús a los escribas se refiere a su propio ministerio catalogado de “diabólico” por esos escribas, no se refiere al servicio de cualquier cristiano. No se trata de tomar esa frase y ponerla como un “escudo” a favor como hacen p.e. los líderes sectarios que se consideran a sí mismos “la voz de Dios” para acallar toda crítica, tampoco se trata de vivir permanentemente con miedo a cada palabra dicha por nosotros para no perder la salvación. Lo primero responde a una manipulación psicológica y lo segundo a un rigorismo de tipo “montanista” que se ha quedado fuera de la ortodoxia de la fe católica. Curiosamente, a lo largo de la historia la corrupción fundamentalista, el fanatismo y el subjetivismo bíblico suelen ir de la mano.
 
¿Qué dice el Catecismo? “Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres pero la blasfemia contra el Espíritu Santo no será perdonada” (Mc 3, 29; cf Mt 12, 32; Lc 12, 10). No hay límites a la misericordia de Dios, pero quien se niega deliberadamente a acoger la misericordia de Dios mediante el arrepentimiento rechaza el perdón de sus pecados y la salvación ofrecida por el Espíritu Santo (cf. DeV 46). Semejante endurecimiento puede conducir a la condenación final y a la perdición eterna.  (CEC 1864)
 
El Catecismo no nos está ofreciendo una clase de Biblia pero ha captado perfectamente lo que el hagiógrafo quiso realmente expresar y lo está explicando con serenidad, alejando su significado de interpretaciones completamente subjetivas, y poniéndolo en el corazón misericordioso de Dios, que es la esencia del Evangelio de Jesucristo.
 
Doy gracias a nuestro Señor Jesucristo, porque me ha fortalecido y me ha considerado digno de confianza, llamándome a su servicio a pesar de mis blasfemias, persecuciones e insolencias anteriores. Pero fui tratado con misericordia, porque cuando no tenía fe, actuaba así por ignorancia. Y sobreabundó en mí la gracia de nuestro Señor, junto con la fe y el amor de Cristo Jesús. Es doctrina cierta y digna de fe que Jesucristo vino al mundo para salvar a los pecadores, y yo soy el peor de ellos. Si encontré misericordia, fue para que Jesucristo demostrara en mí toda su paciencia, poniéndome como ejemplo de los que van a creer en él para alcanzar la Vida eterna. ¡Al Rey eterno y universal, al Dios incorruptible, invisible y único, honor y gloria por los siglos de los siglos! Amén. (I Timoteo 1, 12-17)
 
Párrafo II de Dei Verbum 12
 
El ejemplo dado nos sirve para entender este párrafo. Por eso, tampoco podemos confundir las “secuencias” de Marcos con “escenas cinematográficas” para no sacar al texto del contexto literario y vital del escritor sagrado, porque la Biblia no participa de una “cultura teatral” como forma de catarsis y purificación de los sentimientos (como el helenismo). Además, los escribas del tiempo de Jesús no tenían el conocimiento acerca del Espíritu Santo que tenemos nosotros, para ellos la “ruaj ha kodesh”, el “soplo divino”, el “soplo santo” era una característica de Dios pero no otra persona divina del mismo Dios (los judíos no creen en la Santísima Trinidad). Marcos escribe entre el 64 y el 70 d.C. evocando el ministerio de Jesús que se desarrolló varias décadas atrás, poniendo al Espíritu Santo como Dios, así enseñaba a los cristianos destinatarios de su Evangelio que el Espíritu Santo es Dios ¡muy didáctico!
 
Asimismo, el contexto de Mc 3, 20-35 es una figura literaria llamada quiasmo, una estructura circular, en este caso tiene catorce “y” (conjunciones) en el texto griego (figura literaria “polisíndeton”), por eso es riesgoso sacar de contexto, es necesario leer primero todo el Evangelio y luego toda la estructura con sus secuencias. En el Evangelio de Marcos es muy importante la autoridad de Jesús que le ha sido dada por Dios y que será cuestionada y rechazada por las autoridades del pueblo pero que todo discípulo de Cristo debe aceptar. El género literario de Marcos es precisamente “Evangelio”, no es una biografía de Jesús, tampoco es una “película” sino el anuncio de que “Dios reina” y Dios reina salvando, El nombre de Jesús en hebreo “Iehoshua”, en arameo “Ieshua” significa “YHWH salva”.
 
Párrafo III de Dei Verbum 12
 
Todo el número 12 del documento es monumental ya que nos pone en el equilibrio necesario para interpretar la Sagrada Escritura. La sobriedad es muy necesaria a la hora de emprender la preciosa aventura de entender y comunicar la Palabra de Dios porque debemos atender diligentemente tanto la intención de los escritores sagrados, la intención humana, como a la vez, y también diligentemente la unidad de la Escritura y su relación con la Tradición viva y la analogía de la fe, tal cual hemos atendido en este breve y humilde estudio.
 
Los que duermen lo hacen de noche, y también los que se emborrachan. Nosotros, por el contrario, seamos sobrios, ya que pertenecemos al día: revistámonos con la coraza de la fe y del amor, y cubrámonos con el caso de la esperanza de la salvación. Porque Dios no nos destinó para la ira, sino para adquirir la salvación por nuestro Señor Jesucristo. (I Tesalonicenses 5, 7-11)
 
Preparado por Mauricio Shara en base a la siguiente bibliografía:
Texto bíblico de la versión argentina “El Libro del Pueblo de Dios”
Constitución Dogmática “Dei Verbum”, Concilio Ecuménico Vaticano II, 12
Catecismo de la Iglesia Católica, 1864

5 comentarios:

  1. Anónimo10.9.11

    Mauricio como siempre muy esclarecedor tu Art.,
    sobre como interpretar las Sagradas Escrituras.!
    Cada vez que la leemos el Senior nos esta hablan-
    do muy quedo al corazon, es mas, el mismo vers.,
    leido en diferentes ocasiones, en el vamos descu-
    briendo que nos dice diferentes cosas para apli-
    car en nuestro diario vivir.!!!
    ETELVINA

    ResponderEliminar
  2. Clara11.9.11

    Me resulta muy interesante lo expuesto y me parece que es importante para la evangelizacion ya que el mundo nos ve como una ideologia mas. Me resulta interesante como un nuevo modelo de evangelizacion, mas creible, mas confiable y que no se aparta de la Fe. En lo personal me planteo que necesito mas formacion ya que soy catequista y creo que no aklcanza con los contenidos y la manera de catequizar, la mayoria de la gente que se acerca a recibir los sacramentos no va nunca a misa porque no cree que sea necesario o no se cree digna porque no cree que Moises abrio las aguas con una varita magica y otras cosas que consideran fuera de sus estructuras personales. Los que son universitarios generalmente saben que son mitos, no son estupidos. Me parece que deberia incorporarse mas contenido biblico en las catequesis y las charlas pastorales

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12.9.11

    Me uno a Clara, en su reflexion. Mas de una vez
    me he preguntado, (tal como son los chicos hoy)
    que pensaran, con respecto a que la Virgen conci-
    bio a su Hijo Jesus, por obra y gracia del Espi-
    ritu Santo...??? Hasta hace unos anios nadie dudaba de lo que relataba la Biblia o el Catecis-
    mo, pero ahora que.............!
    Etelvina

    ResponderEliminar
  4. Clara12.9.11

    Creo que no se entendio lo que dije en mi comentario mas alla de la forma ironica en que me trató Etelvina. Ahi dice que no se aparte de la Fe. Creo que lo de la virginidad de Maria, la resurrección de Jesús, la creación de Dios está en el Credo y me parece absurdo contradecirlo, no me refiero a eso sino a toda una sarta de estupideces que se dicen sin saber porque tenemos mucho FUNDAMENTALISMO. Solo me referia a eso, si Moises no abrio las aguas del mar rojo no afecta mi fe pero si me hace vivir de manera menos fanatica mi Fe, era solo eso por eso creo que deberian tener mas contenido biblico las catequesis. Asi hay menos gente obstusa en la Iglesia y podemos evangelizar en nuestro tiempo. No vivimos en la Edad Media.

    ResponderEliminar
  5. KATHIA GRUEZO19.6.12

    SIMPRE DIOS NOS TIENES PREPARADOS NUESTRO CAMIMO EN VOLUNTA DE CADA CARAZONES EN CADA PASO QUE DAMOS ES MARAVLLOSA POR QUE SENTIMOS LA FRUEZA LLAMATIVO DE JESUS EN CADA ENVAGELIO SIEMPRE JESUS NOS ESTA ENSEÑO LAS COMVIVENCIA DE EL Y CON LOS HERMANO EN LA FE. LA FE LA SEMBRAMO EN NUETROS CORAZONES EL QUE MO TIENE FE NO TENIE ALMA NI VIDA CON LA FE ES ALGO QUE TE PUEDE MOVER A ESTREMO DE LA VIDA Y DEL AMOR TAMBIEN LA FE NO HAY QUE TENERLE MIEDO SI NO DIFRUTARLA
    UN SALUDO AL PADRE JESUS ALDERY SI ALGUIEN LO VE DIGALE QUE ME ESCRIBA QUE SOY LA EX CARMELITAS O QUE ME RESPONDA POR ESTE PAGINA MI NOMBRE KATHYA GRUEZO DE ECUADOR GRACIAS

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.