"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

23 de septiembre de 2011

Benedicto XVI: "El ‘omnipotente’ Adolf Hitler era un ídolo pagano, que quería sustituir al Dios bíblico, Creador y Padre de todos los seres humanos"

A las 17,15 de ayer jueves, Benedicto XVI se encontró con 15 representantes de la comunidad judía de Alemania que preside Dieter Graumann y recordó en primer lugar la visita que efectuó el 19 de agosto de 2005 a la sinagoga de Colonia, en la que el rabino Teitelbaum habló de la memoria como “una de las columnas necesarias para asentar sobre ellas un futuro pacífico”.



 “Hoy –dijo el Papa- estoy en un lugar central de la memoria, de una memoria aterradora: desde aquí se proyectó y organizó la Shoah, la eliminación de los ciudadanos judíos de Europa. Antes del terror nazi vivían en Alemania alrededor de medio millón de judíos que constituían un ingrediente estable de la sociedad alemana. Después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania fue considerada como la ‘Tierra de la Shoah’ en la que ya no se podía vivir. Al principio casi no había esfuerzos para restablecer las antiguas comunidades judías (...) Muchos querían emigrar y construir una nueva vida, especialmente en los Estados Unidos o Israel”.

“En este lugar, también hay que traer a la memoria el pogromo de la “Noche de los cristales”, del 9 al 10 de noviembre de 1938. Pocos percibieron la magnitud de este acto de desprecio humano como el deán de la catedral de Berlín, Bernhard Lichtenberg, quien, desde el púlpito de la catedral de Santa Eduvigis , gritó: ‘Fuera el Templo está en llamas y es también una casa de Dios’. El régimen de terror del nacionalsocialismo se basaba en un mito racista, que incluía el rechazo del Dios de Abraham, Isaac y Jacob, del Dios de Jesucristo y de los que creían en Él. El ‘omnipotente’ Adolf Hitler era un ídolo pagano, que quería sustituir al Dios bíblico, Creador y Padre de todos los seres humanos. Cuando no se respeta a este Dios único, se pierde también el respeto por la dignidad del hombre. Las horribles imágenes de los campos de concentración al final de la guerra mostraron de lo que puede ser capaz el hombre que rechaza a Dios y el rostro que puede asumir un pueblo en el “no” a ese Dios.

El Santo Padre manifestó a continuación gratitud porque, a pesar de esa memoria, desde hace unos años hay un nuevo florecimiento de la vida judía en Alemania y porque esa comunidad ha sido muy activa en la integración de los inmigrantes de Europa del Este.

“La Iglesia siente una gran cercanía con el pueblo judío” afirmó, citando la Declaración Nostra Aetate del Concilio Vaticano II con la que “se comenzó a recorrer un camino irrevocable de diálogo la fraternidad y amistad’ que “se aplica a toda la Iglesia católica’ y obviamente a “la Iglesia católica en Alemania que es muy consciente de su responsabilidad en esta materia”. A continuación el Papa enumeró las diversas iniciativas para afianzar la colaboración entre cristianos y judíos, como las “Semanas de la fraternidad” o el “Foro de judíos y cristianos”, así como el histórico encuentro para el diálogo presidido en 2006 por el cardenal Walter Kasper.

“Los cristianos debemos también darnos cuenta cada vez más de nuestra afinidad interior con el judaísmo –observó- Para los cristianos no puede haber una fractura en el evento salvífico. La salvación viene, precisamente, de los judíos. Cuando el conflicto de Jesús con el judaísmo de su tiempo se ve de manera superficial, como una ruptura con la Antigua Alianza, se acaba reduciéndolo a una idea de liberación que considera la Torá solamente como la observancia servil de unos ritos y prescripciones exteriores. Sin embargo, el Sermón de la Montaña no deroga la Ley mosaica, sino que desvela sus recónditas posibilidades y hace surgir nuevas exigencias; nos reenvía al fundamento más profundo del obrar humano, al corazón, donde se elige entre lo puro y lo impuro, donde germina la fe, la esperanza y la caridad”.

“El mensaje de esperanza, que transmiten los libros de la Biblia hebrea y del Antiguo Testamento cristiano ha sido asimilado y desarrollado por los judíos y los cristianos. De modo distinto. ‘Después de siglos de contraposición, reconozcamos como tarea nuestra el esfuerzo para que estos dos modos de la nueva lectura de los escritos bíblicos- la cristiana y la judía- entren en diálogo entre sí para comprender rectamente la voluntad y la palabra de Dios’. En una sociedad cada vez más secularizada este diálogo debe fortalecer la esperanza común en Dio. Sin esta esperanza, la sociedad pierde su humanidad”, concluyó el pontífice.

Terminado el encuentro con los representantes de la Comunidad Judía, el Papa se trasladó en automóvil al Olympistadion para celebrara la Santa Misa.


Fuente: VIS - Vatican Information Service

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.