"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

26 de julio de 2011

Seguir el ejemplo de los Apóstoles, conociendo al Señor cada día más y ofrecer un testimonio claro y valiente del Evangelio


En la Iglesia primitiva, a causa de la persecución y del celo evangélico de los primeros discípulos, los apóstoles y sus colaboradores se extendieron por toda la tierra entonces conocida. San Pablo evangelizó Grecia y llegó a España y Roma, donde fue martirizado. Incluso San Pedro dio su vida por el Maestro, cerca de la colina del Vaticano. Desde la capital del Imperio Romano, la fe de Cristo se extendió por toda Europa, influyendo en la cultura y impregnando de Evangelio todos los aspectos de la vida social. La civilización occidental se basa en los valores cristianos, en una visión del hombre marcado por su condición de Hijo de Dios, de su destino eterno en Cristo.



La evangelización de los nuevos contenidos extendidos por todo el mundo, una cultura que tiene sus raíces en el Evangelio y es inseparable de la fe. Por desgracia, en el siglo XVIII empezó con la Ilustración en Europa, una ola de laicismo, que pretendía despojar de su identidad cristiana todo el Occidente. Esta ola de secularismo está llegando a la cristianofobia, según lo declarado por el Papa Benedicto XVI. La laicidad tiene el efecto de llevar al hombre a vivir como si Dios no existiera. Esto ha producido una gran falta de esperanza, que se manifiesta en una cierta angustia existencial por el futuro, en la disminución de la tasa de natalidad, el número de vocaciones, y una incapacidad por parte de los jóvenes para tomar en definitiva decisiones para sus vidas, incluyendo el matrimonio.

Durante su visita a Santiago de Compostela, en noviembre de 2010, el Santo Padre Benedicto XVI dijo: "Es una tragedia que en Europa, especialmente en el siglo XIX,  se confirme y difunda  la convicción de que Dios es el enemigo del hombre y el enemigo de su libertad. (...) Dios es la fuente de nuestro ser y la base y la cumbre de nuestra libertad, no su adversario. (...) ¿Cómo es posible que se haya hecho un silencio público sobre la realidad primera y esencial de la vida humana?" (Misa del Año Santo Compostelano, Plaza del Congreso, 6 de noviembre de 2010).

Los discípulos de Cristo en Occidente en realidad debe recuperar el entusiasmo por la fe, superando el materialismo del consumo y  abriéndose a una dimensión trascendente de la vida. Es necesario descubrir de nuevo la persona de Cristo como alguien que está vivo, que está en medio de nosotros. Es necesario encontrar un nuevo espacio para el silencio y la meditación de la Palabra de Dios, para entrar en comunión con la persona de Jesús . Por esto el Papa ha hecho un llamamiento a los cristianos para "seguir el ejemplo de los apóstoles, conociendo al Señor cada día más y ofrecer un testimonio claro y valiente de su Evangelio".

María, Reina de los Apóstoles, nos obtenga con su intercesión materna de una nueva efusión del Espíritu Santo para renovar la Iglesia en Occidente.

Fuente: Agencia Fides

1 comentario:

  1. Anónimo26.7.11

    Los Apostoles eran amigos de Jesus.! Exceptuando
    al Apostol Pablo, ninguno era erudito, pero esta-
    ban llenos del Esp. Santo, de ahi, que convencian
    con su predica a las multitudes. Eran testimonio
    fehacientes de su relacion con Cristo...!
    Este llamado del Papa, deberia ser movilizante
    para la Iglesia en esta hora de tanta persecu-
    sion.!
    ETELVINA

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.