"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

14 de julio de 2011

La catedral de San Basilio cumplió 450 años embelleciendo Moscú



Una de las joyas más representativas y llamativas de la historia y arquitectura rusa, la catedral de Moscú, conocida popularmente como San Basilio, cumplió 450 años y en su honor se celebró una misa y un concierto de campanas. Además los rusos celebraron la finalización de su restauración que llevó más de una década.


Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la catedral fue consagrada solemnemente el 12 de julio de 1561 una vez terminada su construcción que duró cinco años.


Coronando la Plaza Roja, la catedral, cuyo verdadero nombre es catedral de la Intercesión de la Virgen en el Montículo, fue construida por orden del Zar Iván el Terrible para conmemorar la conquista del Kanato de Kazán y se realizó entre 1555 y 1561. En 1588 el zar Teodoro Ivanovich ordenó que se agregara una nueva capilla en el lado este de la construcción, sobre la tumba de san Basilio, el Bendito, de allí surgió el nombre popular de la catedral.

La catedral San Basilio se encuentra en el extremo sudeste de la Plaza Roja, justo frente a la Torre Spasskaya del Kremlin y la Iglesia de San Juan Bautista en Dyákovo. Actualmente es una filial del Museo Histórico de Moscú pero sigue celebrando servicios eclesiásticos ortodoxos.

El concepto inicial era construir un grupo de capillas, cada una dedicada a cada uno de los santos en cuyo día el zar ganó una batalla, pero la construcción de una torre central unifica estos espacios en una sola catedral.

La centenaria historia de la catedral

En torno al proyecto de su construcción hay numerosas leyendas, la más difundida dice que el zar Iván dejó ciego al arquitecto Postnik Yakovlev para evitar que proyectara una construcción que pudiera superar a esta, aunque parece claro que no se trata más que de una fabulación, ya que Yákovlev participó, pasados unos años, en la construcción del Kremlin de Kazán.

Otra de esas leyendas dice que la catedral es una copia de una mezquita en Kazán, que fue destruida por Iván el Terrible, enojado por la resistencia que ofrecieron los habitantes de la hoy capital tártara a las tropas del zar. Se cree que entonces las cúpulas de aquella mezquita derrumbada fueron trasladadas a Moscú y simbolizaron la victoria del zar sobre Kazán.

Cómo este magnífico templo cristiano logró sobrevivir a los dramáticos giros de la historia rusa es otro de los misterios que asombran, cuando las obras de arte eran destruidas por capricho de los nuevos gobernantes, quienes consideraban que esas ya no se correspondían con la nueva realidad. De hecho, la catedral estuvo a punto de ser borrada del mapa en varias ocasiones a lo largo de los últimos 450 años.

Por ejemplo, durante la invasión de Napoleón, quien al darse cuenta de que nadie le iba a entregar las llaves del Kremlin ya que los rusos habían abandonado y supuestamente incendiado la ciudad, tuvo que dejar Moscú y, frustrado, dispuso destruir la catedral. Pero, al parecer, las tropas franceses apurads por retirarse no pudieron acabar con el complejo.

En otra ocasión, ya en el siglo XX, uno de los colaboradores más fieles a José Stalin, Lázar Kaganóvich, le propuso al dictador soviético que diera la orden de destruir la iglesia, al igual que a muchas otras que fueron derrumbadas por el régimen ateo soviético.

Dicen que a la hora de tratar de persuadir a Stalin de que la catedral impedía pasar a las tropas durante los desfiles militares en la Plaza Roja, Kaganóvich mostró una maqueta de la plaza y arrebató las pequeñas torres del complejo. Stalin, tras un instante de perplejidad, ordenó: "¡Vuelve a colocarlas ahora mismo!".

Pese a que la ideología bolchevique se manifestaba en contra de la religión como "un vestigio del pasado" de la burguesía zarista, fue en el siglo XX cuando más trabajos de reparación y mantenimiento se hicieron en la catedral. Ni las ambiciones de uno de los conquistadores más grandes de la historia ni tampoco los prejuicios de uno de los regímenes más sangrientos, pudieron condenar al olvido esa parte del corazón de Moscú.

Fuente: AICA

1 comentario:

  1. Anónimo14.7.11

    Dejando de lado todo el relato que aqui se hace,
    la Catedral de San Basilio es una joya arquitec-
    tonica que nunca se pudo destruir. Sigue y segui-
    ra engalanando el corazon de Moscu.
    Me parecieron hermosos los festejos de los 450 anios, sobre todo, en lo que respecta al concier-
    to de campanas.!
    ETELVINA

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.