"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

9 de mayo de 2011

Venecia, la tierra de san Pio X, el beato Juan XXIII y Juan Pablo I

Después de aterrizar en Venecia, el Papa atravesó en una lancha los canales hasta llegar al muelle de la Plaza de san Marcos. En la plaza, después de las palabras de bienvenida del alcalde, dirigió unas palabras a los ciudadanos. El Santo Padre recordó a los pontífices "que han surgido de esta tierra veneciana", como "el patriarca Luciani, que se convirtió en Papa con el nombre de Juan Pablo I; el patriarca Angelo Roncalli, que fue el Papa Juan XXIII, elevado a los altares y proclamado beato y el patriarca Giuseppe Sarto, futuro san Pío X". 


  Refiriéndose a las tradiciones venecianas y al "sugestivo lugar, que es como la puerta de entrada al corazón de la ciudad", conocida como la "perla del Adriático", Benedicto XVI destacó el carácter de "singular apertura que desde siempre ha caracterizado Venecia, encrucijada de personas y de comunidades de todas las proveniencias, culturas, lenguas y religión".

"También en nuestra época, con sus nuevas perspectivas y sus complejos desafíos -continuó-, Venecia está llamada a asumir importantes responsabilidades para la promoción de una cultura de acogida y de compartir, capaz de lanzar puentes de diálogo entre los pueblos y la naciones; una cultura de la concordia y del amor, que tiene sus sólidos fundamentos en el Evangelio".

Tras poner de relieve "el esplendor de los monumentos y la fama de las instituciones seculares que manifiestan la historia gloriosa y el carácter de los venecianos", el Papa señaló que "con el pasar de los siglos, la fe transmitida por los primeros evangelizadores se ha enraizado cada vez más profundamente en el tejido social, hasta constituir una parte esencial de él". En este contexto, recordó "los dos importantes santuarios, que nacieron en cumplimiento de un voto para obtener de la divina Providencia la liberación de la plaga de la peste; la Basílica del Redentor y el Santuario de la Virgen de la Salud".

"Invito a todos los venecianos -concluyó- a buscar y custodiar siempre la armonía entre la mirada de la fe y de la razón que permite a la conciencia percibir el verdadero bien, de modo que las decisiones de la comunidad civil estén siempre inspiradas en los principios éticos que corresponden a la profunda verdad de la naturaleza humana. El hombre no puede renunciar a la verdad sobre sí mismo, sin que sufran el sentido de la responsabilidad personal, la solidaridad hacia los demás, la honradez en las relaciones económicas y de trabajo".


Fuente: VIS - Vatican Information Service


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.