"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

21 de mayo de 2011

La iglesia de Lira, norte de Uganda, se reconstruye de la devastación del "Ejército Revolucionario del Señor" (grupo fundamentalista "cristiano")


 "Hoy se concluye el segundo Sínodo de la Arquidiócesis de Gulu. Si Sínodo significa 'caminar juntos' recuerdo que hace 100 años, en 1911, cuando los primeros misioneros Combonianos llegaron a Gulu, ellos solos, siguiendo el camino iniciado por San Comboni, comenzaron un proceso que ha permitido que 100 años después exista una iglesia que camina unida y es capaz de iniciar un sínodo. Me parece un caso bastante significativo", comenta a la Agencia Fides Su Exc. Mons. Giuseppe Franzelli, Obispo de Lira, en el norte de Uganda.


"Mañana se celebra el centenario de la evangelización de esta zona. Los misioneros Combonianos llegaron a estos territorios en febrero de 1911, pero debido a que en febrero de este año, se celebraron las elecciones, se decidió posponer las celebraciones por el centenario al mes de mayo", explica Mons. Franzelli. "El aniversario realmente se refiere a la Archidiócesis Metropolitana de Gulu, porque la diócesis de Lira fue evangelizada por los misioneros Combonianos un poco más tarde, aunque partiendo desde allí. Por eso celebramos el centenario juntos, Gulu y Lira, porque se trata de un árbol que una vez plantado, extiende sus ramas" dice Mons. Franzelli.

El Obispo de Lira haciendo un balance de la actividad misionera de su diócesis, dice: "La Diócesis Lira fue fundada en 1968, extrapolándola de una parte del territorio de Gulu. Los Misioneros Combonianos que están presentes en su territorio son 19, de los cuales 17 son sacerdotes y 2 son hermanos; las hermanas Combonianas son 12. Pero en estos 43 años hemos visto crecer en gran manera el clero local".

"Actualmente - continúa Mons. Franzelli - hay 45 sacerdotes diocesanos y dos Apóstoles de Jesús, una congregación misionera fundada por algunos de los Padres Combonianos. También hay dos congregaciones religiosas locales, una fundada en Gulu y la otra en Lira  por su primer Obispo, Mons. Cesare Asili, conocidas como las Missionary Sisters of Mary Mother of the Church. Esta congregación cuenta con 270 religiosas que trabajan no sólo en Lira,  sino también en otras diócesis de Uganda, así como en Kenia, Tanzania y el sur de Sudán".

De una población de alrededor de 2 millones de habitantes, 1.086.000 son católicos y están distribuidos en 18 parroquias. "Son insuficientes - admite Mons. Franzelli -, pero con el clero actual no puedo permitirme el lujo de abrir más. Las parroquias a su vez se dividen en capillas. La que tiene menos capillas cuenta con 31 y la que más tiene posee 102. Las miles de capillas de la diócesis son dirigidas por unos 1.200 catequistas laicos".

Lira también ha sido escenario de la violencia del Ejército de Resistencia del Señor (LRA). "Entre los episodios más graves recuerdo el asalto a la escuela de niñas de Aboke en octubre de 1996; 139 niñas fueron secuestradas por los rebeldes. Gracias a la valentía de la hermana Rachele Fassera, que persiguió a los secuestradores por la selva, fueron puestas en libertad 109 de ellas. En los años sucesivos lograron escapar algunas más, pero desgraciadamente algunas de ellas fueron asesinadas. A la penúltima la acogí yo mismo, tenía un niño que era hijo de Joseph Kony, el líder del LRA", dijo Mons. Franzelli.

"Aquí, como en Gulu, las personas se han visto obligados a evacuar", recuerda el Obispo. "Dentro y alrededor de la ciudad de Lira, había 16 campamentos para personas desplazadas internamente, hasta el punto que la población de la ciudad había crecido hasta alcanzar las 200.000 personas. Ahora que el LRA ya no actúa aquí, las personas están regresando a casa, aunque todavía queda mucho por reconstruir. Esta etapa que estamos viviendo es precisamente esa, la de la reconstrucción", concluye Mons. Franzelli.

Fuente: Agencia Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.