"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

17 de marzo de 2013

La Asunción de María. Serie de pequeños comentarios por FM Parroquial 105.1 en ocasión del Año de la Fe

 
La Asunción de la Virgen María
 
Las noticias más antiguas nos dicen que María pasó sus últimos años en Jerusalén, luego vendrían historias que ubicarían esto en Éfeso pero son muy posteriores. Recién en el siglo VI aparecerán escritos apócrifos que nos hablarán de la muerte y resurrección de María y otros de un traslado del cuerpo al cielo.
 

Pero desde tiempos muy antiguos los cristianos de Jerusalén veneraban la tumba de María frente a Getsemaní, esta tumba es mencionada en los apócrifos del siglo VI. Luego, el emperador Mauricio (582-602) hizo edificar una iglesia en la gruta de Getsemaní y decretó la celebración del 15 de agosto como la "Dormición de María".
 
Según testimonios, en el siglo VII esta fiesta existía en Roma. La iglesia de Getsemaní fue destruida por los turcos en 1187 pero se respetó la cripta que actualmente está en poder de la Iglesia Ortodoxa.
 
El Papa Pío XII definió el dogma de la Asunción de María el 1° de noviembre con la bula "Munificentissimus Deus". Es interesante notar que el Papa, sabiamente, omite los elementos descriptivos de la imaginería de los apócrifos del siglo VI.
 
Actualmente, siguiendo al Concilio Vaticano II, la contemplación de este misterio mariano tiene un carácter más eclesial. Los textos del Nuevo Testamento referentes a la Virgen María no nos ofrecen una biografía sino una imagen anticipada de la comunidad redimida y escatológica. María es tipo de la Iglesia (Lumen Gentium 63; Juan Pablo II Redemptoris Mater 42).
 
Con respecto a la muerte de María es bueno revisar la catequesis de Juan Pablo II  del 25 de junio de 1997.
 
Asunción quiere decir "aceptación", al cumplir su vida terrena, María alcanza en virtud de la gracia de Cristo, la consumación plena de su existencia humana al ser asumida en la gloria celeste de Dios.
 
Nosotros, los cristianos comunes y corrientes, también esperamos ser aceptados por Dios en el estado al que llamamos "cielo". Por eso, rezamos continuamente:
 
Dios te salve, María, llena eres de gracia;
el Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén
 
¡Gloria Dios, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo!
 
Preparado por Mauricio Shara en base a la siguiente bibliografía:
Concilio Vaticano II, Lumen Gentium 63.65
Juan Pablo II, Redemptoris Mater 42
Denzinger-Hünermann (3900-3904)
Mons. Gerhard Müller, "Dogmática", Herder, Barcelona, 2009, 481-485
Mons. Luis H. Rivas, "Jesús habla a su pueblo. Fiestas y solemnidades de la Virgen", Conferencia Episcopal Argentina, Oficina del libro, Buenos Aires, 2001, 81-87

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.