"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

21 de febrero de 2013

¡Be ne detto! ¡Be ne detto! ¡Be ne detto!

Fascinante destino, hasta podría decirse sobrenatural, el de esta colina vaticana que ya en la Edad del Hierro era usada por los etruscos para "vaticinar", lo que le dio origen a su nombre actual. Desde entonces, hace más de 3000 años, los hombres siguen reuniéndose aquí, en este minúsculo pañuelo de tierra, para escuchar a los sabios y tratar de aprender cómo vivir mejor. Ayer, ese casi milagro se volvió a producir cuando decenas de miles personas se reunieron en la Plaza San Pedro para asistir al penúltimo Angelus del Papa, antes de su renuncia definitiva, el 28 del actual. Con más o menos fervor, pero en una asamblea signada por la tristeza, hombres, mujeres y chicos escucharon nuevamente al Papa llamar a la Iglesia a "reorientarse decididamente hacia Dios, renunciando al orgullo y al egoísmo".
 

Poco antes de aparecer en la ventana de sus apartamentos del Palacio Apostólico, la multitud, formada en su mayoría por italianos, comenzó a llamarlo en forma perentoria. Como si miles de barítonos se hubieran congregado bajo su ventana, las voces, graves, repetían acompasadamente: "¡Be-ne-detto! ¡Be-ne-detto! Be-ne-detto!".
Link:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.