"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

30 de abril de 2012

Benedicto XVI exhortó a rezar por las vocaciones sacerdotales

Este domingo, Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el Papa pidió oraciones “para que todos los jóvenes estén atentos a la voz de Dios que habla interiormente a sus corazones y los llama a separarse de todo a fin de servirle”. Durante la alocución que dirigió a los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro para el rezo del “Regina Coeli”,Benedicto XVI afirmó que “el Señor llama siempre, pero muchas veces no escuchamos”.

 



En efecto -prosiguió el Pontífice-, nos distraen muchas cosas, muchas otras voces más superficiales; y además tenemos miedo de escuchar la voz del Señor, porque pensamos que puede quitarnos nuestra libertad. En realidad, cada uno de nosotros es fruto del amor: ciertamente, del amor de los padres, pero, más profundamente, del amor de Dios (…) En el momento en que me doy cuenta de esto, mi vida cambia: se convierte en una respuesta a este amor, mayor que cualquier otro, y así se realiza plenamente mi libertad”. 

El Papa se refirió a los nuevos sacerdotes que acababa de ordenar durante la Misa celebrada a las 9.00 en la basílica de San Pedro, y afirmó que “no son diferentes de los demás jóvenes, sino que han sido tocados profundamente por la belleza del amor de Dios, y no han podido hacer menos que responder con toda su vida”. Han encontrado el amor de Dios en Jesucristo, en su Evangelio, en la Eucaristía y en la comunidad de la Iglesia: “En la Iglesia se descubre que la vida de cada hombre es una historia de amor”.

Para terminar, Benedicto XVI exhortó a los fieles a rezar para que en los diversos ambientes de la Iglesia germinen y maduren “todas las semillas de vocación que Dios esparce en abundancia (…), en la alegría de sentirse todos llamados, en la variedad de los dones. En particular, las familias han de ser el primer ambiente en el que se respira el amor de Dios, que da fuerza interior incluso en medio de las dificultades y las pruebas de la vida. Quien vive en familia la experiencia del amor de Dios recibe un don inestimable, que da fruto a su tiempo”.

Fuente: VIS - Vatican Information Service 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.