"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

16 de marzo de 2012

Mongolia tiene una población muy pobre sobre un territorio tan rico en minerales

Era el mes de julio de 2001, cuando una empresa canadiense anunció el descubrimiento de uno de los mayores yacimientos de oro en Oyu Tolgoi, en los Montes Turquesa de Mongolia. Desde entonces, las empresas mineras de todo el mundo se dirigen hacia el desierto de Gobi en busca de fortuna, causando grandes disputas dentro del país. Gran parte de la población de Mongolia está dejando sus trabajos, hasta el momento trabajaban principalmente en la producción de cachemira, para buscar un empleo en las grandes empresas mineras, o simplemente en busca de fortuna ellos solos. De hecho hay cientos de minas artesanales, sin un  mínimo equipo tecnológico, sin protección, en condiciones de extremo peligro.


Muchos de los buscadores de oro quedan atrapados por los  deslizamientos de tierra. Se trata de los llamados mineros 'Ninja', 300.000 personas hechizadas por la posibilidad de encontrar oro, en un país que vive en la pobreza extrema. Descienden hasta 15 metros de profundidad y realizan otros 15 metros más en horizontal, atados con cuerdas, sin ningún apoyo, entre las rocas, para recoger bolsas de plástico llenas de arena. Mientras uno excava, el otro separa la arena, y un tercero controla que no llegue la policía. Las empresas mineras multinacionales se disputan un país de 1,5 millones de kilómetros cuadrados con una de las mayores reservas mundiales: oro, plata, hierro, carbón, zinc, uranio, tungsteno, níquel, volframio, fosfatos. En un estado ahogado por la corrupción, los trabajadores de Mongolia reciben 12 euros al mes por la explotación de las minas.

Fuente: Agencia Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.