"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

31 de diciembre de 2011

La Inspiración en Verbum Domini - Seminario Bíblico 2011 por FM Parroquial 105.1


Seminario Bíblico “Cómo interpretar la Biblia” por FM Parroquial 105.1
Subsidio 28: Verbum Domini IV – Exégesis y Hermenéutica – Inspiración
 

Definiciones clásicas:
 
Hermenéutica
·         Hermes: dios o mensajero de los dioses para interpretar y transmitir sus mensajes a otros dioses o a los hombres.
·         Hermeneuo: “exponer”, “publicar”, “interpretar”, “transmitir”.
·         Hermenéutica: ciencia y/o arte de la interpretación, sobre todo de textos, para determinar su sentido y significado.
 
Exégesis
·         Ex: preposición (quiere decir “fuera”).
·         Hegeisthai: verbo (quiere decir “conducir, “llevar”).
·         Exhegeisthai: “conducir fuera”, “sacar”, “llevar hacia afuera”.
·         Exégesis: ciencia o procedimientos que tienden a “conducir afuera”, a “sacar” de un texto su sentido.
 
Los manuales antiguos llamaban a la hermenéutica la teoría de la explicación bíblica o “sentido de los libros sagrados” y diferente de la exégesis (práctica de la interpretación o reglas de la hermenéutica). Pero esta definición es anterior al siglo XIX cuando se planteó que hermenéutica es más bien el “arte de comprender” (Ast, Schleirmacher, Dilthey) incluyendo los elementos subjetivos, por lo que se trata de un campo vastísimo y diverso. La exégesis, por su parte, hoy se relaciona con el sentido literal de la Sagrada Escritura porque la Biblia es un texto muy distante en tiempo y cultura a nosotros.
 
Doce aspectos importantes sobre la hermenéutica y la exégesis en Verbum Domini:    
1.    Tiene en cuenta la inspiración como realidad decisiva (VD 12 y 19)
2.    Tiene su lugar originario en la vida de la Iglesia (VD 29, 52)
3.    No debe ser sólo intelectual (VD 38)
4.    Valora el método histórico crítico y los nuevos métodos como vía de acceso al texto sagrado (VD 32)
5.    Trasciende el sólo horizonte histórico (VD 35)
6.    No puede estar “secularizada” (VD 35)
7.    Aplica los criterios señalados en Dei Verbum 12 (VD 34)
8.    Propugna una exégesis teológica y una teología con fundamento exegético (VD 34 y 35)
9.    Que equilibra la mirada humana y la mirada de la fe en la investigación exegética (VD 33)
10.  Rechaza de plano el fundamentalismo bíblico (VD 44)
11.  Da criterios para explicar “páginas oscuras” de la Biblia (VD 42)
12.  Tiene presente la vida de los santos y la santidad como criterio de explicación (VD 49)
 
1.    La inspiración como realidad decisiva (VD 5 y 12)
 
¿Qué es inspiración?
 
Del latín inspirare que quiere decir “soplar dentro” y se aplica a los escritores sagrados que reciben la acción de Dios que “sopló dentro de ellos” (cf. II Timoteo 3,16). En el judaísmo se tenía la convicción de que Dios se expresó a través de los libros sagrados pero esto no se explica sistemáticamente en la Biblia.
 
Por eso, los judíos de la diáspora explicaron la “inspiración” tomando como base la cultura helénica, entonces el “hombre de Dios” era poseído por Dios de la misma manera en que los extáticos paganos eran poseídos por dioses (religiosidad popular y “oficial” griega) o por el “Uno” con el cual se “unificaban” (platonismo medio).
 
Así, algunos Padres de la Iglesia siguieron este mismo modelo de explicación de la “inspiración” de tal modo que los hagiógrafos escribieron “palabra por palabra el dictado de Dios al oído” de manera que escribieron solamente lo que oyeron decir de Dios y nada más.
 
Por otro lado el racionalismo o ilustración negó la “inspiración” argumentando que la Biblia no es más que pura creación literaria humana, lo que dio lugar a una reacción de tipo fundamentalista que absolutiza completamente a la inspiración haciéndola igual a la Biblia, un error recurrente por tratarse de un “lugar de refugio ideológico”.
 
También han dado teólogos católicos durante el siglo XX explicaciones sociológicas sobre la “inspiración” (Karl Rahner, JL Mac Kenzie, DJ Mac Karthy). 
 
Para profundizar sobre este tema sería bueno repasar el subsidio 19 del Seminario Bíblico 2011 por FM Parroquial 105.1 “Inspiración y Verdad en la Biblia” (que contiene un análisis de Dei Verbum 11):
 
Con respecto a Verbum Domini dice el punto 19:
Un concepto clave para comprender el texto sagrado como Palabra de Dios en palabras humanas es ciertamente el de inspiración. También aquí podemos sugerir una analogía: así como el Verbo de Dios se hizo carne por obra del Espíritu Santo en el seno de la Virgen María, así también la Sagrada Escritura nace del seno de la Iglesia por obra del mismo Espíritu. La Sagrada Escritura es «la Palabra de Dios, en cuanto escrita por inspiración del Espíritu Santo». De ese modo, se reconoce toda la importancia del autor humano, que ha escrito los textos inspirados y, al mismo tiempo, a Dios como el verdadero autor.
Como han afirmado los Padres sinodales, aparece con toda evidencia que el tema de la inspiración es decisivo para una adecuada aproximación a las Escrituras y para su correcta hermenéutica, que se ha de hacer, a su vez, en el mismo Espíritu en el que ha sido escrita. Cuando se debilita nuestra atención a la inspiración, se corre el riesgo de leer la Escritura más como un objeto de curiosidad histórica que como obra del Espíritu Santo, en la cual podemos escuchar la voz misma del Señor y conocer su presencia en la historia.
Además, los Padres sinodales han destacado la conexión entre el tema de la inspiración y el de la verdad de las Escrituras. Por eso, la profundización en el proceso de la inspiración llevará también sin duda a una mayor comprensión de la verdad contenida en los libros sagrados. Como afirma la doctrina conciliar sobre este punto, los libros inspirados enseñan la verdad: «Como todo lo que afirman los hagiógrafos, o autores inspirados, lo afirma el Espíritu Santo, se sigue que los libros sagrados enseñan sólidamente, fielmente y sin error la verdad que Dios hizo consignar en dichos libros para salvación nuestra. Por tanto, “toda la Escritura, inspirada por Dios, es útil para enseñar, reprender, corregir, instruir en la justicia; para que el hombre de Dios esté en forma, equipado para toda obra buena” (2 Tm 3,16-17 gr.)».
Ciertamente, la reflexión teológica ha considerado siempre la inspiración y la verdad como dos conceptos clave para una hermenéutica eclesial de las Sagradas Escrituras. Sin embargo, hay que reconocer la necesidad actual de profundizar adecuadamente en esta realidad, para responder mejor a lo que exige la interpretación de los textos sagrados según su naturaleza. En esa perspectiva, expreso el deseo de que la investigación en este campo pueda progresar y dar frutos para la ciencia bíblica y la vida espiritual de los fieles.
 
La Biblia no es cualquier libro, en él Dios nos habla a través de sus textos porque es el Autor Principal de la Sagrada Escritura que ha inspirado a seres humanos que escribieron con sus palabras la comprensión de lo revelado para nuestra salvación.
 
¡Gloria a Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo!
 
Mauricio Shara
 
Bibliografía
Texto bíblico de la versión argentina “El Libro del Pueblo de Dios”
Benedicto XVI, Exhortación Apostólica postsinodal “Verbum Domini”, 2010
Gabriel Mestre, “Para leer Verbum Domini”, Buenos Aires, Ágape, 2011, 41-43
Mons. Luis H. Rivas, “Diccionario para el estudio de la Biblia”, Buenos Aires, AMICO, 2010, 94-96  

2 comentarios:

  1. Anónimo1.1.12

    Excelente como siempre tu explicacion sobre Exe-
    gesis y Hermeneutica. Para eso hemos sido llamados por el Senior, para conocer,interpretar
    y testificar.!!!!!!!!!

    ETELVINA

    ResponderEliminar
  2. Tomás Urquiza2.1.12

    Bueno este es un temazo porque de alguna forma seguimos arrastrando una herencia bastante gnostica en cuanto a la inspiracion y es bueno que el papa pida que se investigue en profundidad. Hoy cualquiera dice estar "inspirado" y se cree infalible con la Biblia y lo unico que hacen es decir lo que la gente quiere escuchar en cuanto a sus necesidades cotidianas, dicen tener "revelacion" y lo que tienen es imaginacion para hipermetaforizar los textos y nada mas. Es bueno este aporte porque nos situa correctamente delante del libro sagrado.

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.