"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

13 de septiembre de 2011

Duele la muerte del padre Gualberto Oviedo Arrieta, otro sacerdote asesinado en Colombia



El Episcopado colombiano, informado del cruento asesinato del padre Gualberto Oviedo Arrieta, párroco de Nuestra Señora del Carmen en Capurganá, diócesis de Apartadó, expresó su profundo dolor y preocupación por este nuevo acto de violencia que enluta a la Iglesia Católica y aflige profundamente al pueblo colombiano.


Con el homicidio del padre Oviedo Arrieta asciende a 6 el número de sacerdotes asesinados en Colombia en lo que va del año 2011. “Una cifra altamente preocupante, que manifiesta el estado de violencia y de deterioro moral que vive nuestra sociedad”, afirmó monseñor Juan Vicente Córdoba, secretario general del Episcopado, subrayando “el valiente compromiso de nuestros presbíteros con la denuncia profética de las injusticias y con la causa de los más pobres del país”.


Hacemos memoria de los sacerdotes que en recientes hechos de violencia en nuestro país han sido asesinados:

El padre Reynel Restrepo Idárraga, párroco de la población de Marmato (Caldas), quien llevaba dos años como párroco de la misma localidad, acribillado en la tarde del pasado primero de septiembre, cuando viajaba en una motocicleta por la vía que une las poblaciones de Belén de Umbría con Guática.

El 27 de enero pasado fueron hallados en la localidad de Kennedy, en Bogotá, los cuerpos de los sacerdotes Rafael Reátiga Rojas (de la diócesis de Soacha) y Richard Armando Piffano Laguado (de la diócesis de Fontibón).

En la noche del 12 de febrero, el sacerdote Luis Carlos Orozco Cardona fue asesinado en la población de Rionegro (Antioquia).

El 12 de mayo, el sacerdote eudista Gustavo García, capellán de la Universidad Minuto de Dios, fue asesinado en Bogotá por un hombre durante un asalto para despojarlo de su teléfono celular.

Monseñor Juan Vicente Córdoba instó a las autoridades a brindar una eficaz protección a los agentes pastorales de la Iglesia. “Estos hechos de violencia deben ser investigados con rigor y sancionados con todo el peso de la ley, evitando que queden en la impunidad”, concluyó el Secretario General del Episcopado.

Según la Conferencia Episcopal de Colombia, entre 1984 y septiembre de 2011, en el país fueron asesinados 2 Obispos, 79 sacerdotes, 8 religiosas y religiosos y 3 seminaristas.

Fuente: AICA

2 comentarios:

  1. JUANCHO13.9.11

    El "problema" es siempre el mismo: el PROFETISMO. A los profetas los matan, los hacen sufrir, los persiguen, los dejan de lado porque dicen la VERDAD... Que el Señor levante a muchos más "juanes bautistas"!!!!!!!!!!!

    VOLVÍ DE LA JMJ 2011!!!!!!!!!!!!!!!!!! ESTUVO GENIAL!!!!!!!! VIVA CRISTO!!!! VIVA EL PAPA!!!! VIVA LA IGLESIA CATÓLICA!!!!!! VAMOS CARAJOOOOO!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo14.9.11

    Duele no solo la muerte del P.Oviedo Arrieta, sino de los otros Obispos y Sacerdotes, que han sido victimas de su compromiso con el Senior y
    por ende de la persecucion religiosa que azota
    hoy a Colombia...! QEPD...Seguimos agregando mar-
    tires a nuestra Amada Iglesia.!

    ETELVINA

    ResponderEliminar

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.