"Juan estaba vestido con una piel de camello y un cinturón de cuero, y se alimentaba con langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo:" (Mc 3,6)

25 de agosto de 2011

En Pakistán después de las inundaciones del 2010 son las mujeres y los niños quienes se llevan la peor parte de la tragedia

Después de un año de las graves inundaciones que afectaron al país, las mujeres continúan luchando para tratar de retomar sus vidas y recuperar los medios de subsistencia. Según un informe de la Comisión Asiática de Derechos Humanos, de la que una copia fue enviada a la Agencia Fides, las inundaciones de 2010 fueron las peores que han azotado Pakistán, registrando aproximadamente 2.000 muertes, 20 millones de desplazados o dañados, ademas de que una quinta parte del país ha quedado bajo el agua. Esta inundación sin precedentes causó un daño catastrófico para un país ya devastado por los efectos de la guerra liderada por Estados Unidos contra el terrorismo. Un año más tarde, a pesar de que muchas personas desplazadas han regresado a sus hogares, se sabe muy poco sobre las condiciones reales de la vida, a menudo marcada por la pobreza y la violencia. En particular, el trabajo de las mujeres se ha duplicado. Mientras sus maridos y los hombres de casa de las familias pobres, a menudo trabajadores diarios, están luchando para encontrar medios de subsistencia, las mujeres, de hecho, participan en la reconstrucción de sus viviendas dañadas.



En algunos pueblos pequeños y aldeas, trabajan con el ladrillo y el yeso para reconstruir sus casas hechas de barro y la mitad de cemento. Nunca se detienen: cuando terminen su trabajo van con sus maridos a ayudarles en los campos. La pérdida de bienes materiales ha incrementado la pobreza y alentado el matrimonio precoz, que puedría ser limitado si se empezara a combatir la pobreza de las mujeres, que además también sufren de escasa asistencia sanitaria.

Aunque las mujeres embarazadas durante las inundaciones aprovechar la atención pre y post parto, a través de campos médicos de emergencia, una vez que la fase de ayuda a estas mujeres termina se las deja en un estado muy vulnerable. Los niños, al no poder beneficiarse de una dieta adecuada de salud, sufren de trastornos de la alimentación, ya que todas las familias que han perdido su ganado ya no tiene leche ni fuentes permanentes de ingresos.

En el pueblo de Dera Shahwala, en el distrito de Muzaffargarh, uno de los más afectados en el sur de Punjab, han realizado trabajos en las carreteras, terraplenes y cursos de agua restaurado, sin embargo, sigue habiendo problemas de subsistencia. Una de las principales fuentes para las mujeres pobres, sin tierra, en esta zona es la recogida del algodón. Con la pérdida de la cosecha, fueron incapaces de encontrar una alternativa. En algunos casos, donde la tierra está totalmente cubierta por la arena gruesa, no habrá cosecha y esto provocará una reducción de los recursos de los campesinos además de privar a las mujeres de su principal medio de subsistencia.

Fuente: Agencia Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diálogo significa que hay más de una razón para exponer, una conversación entre dos o más personas que manifiestan sus ideas y afectos, también puede ser una discusión. El diálogo nos enriquece, por lo tanto: ¡bienvenida y bienvenido a dejar tu comentario en miel y langostas!

(Por favor, no publicidades ni SPAM)

Visita el Blog desarrollo biblico

Blog desarrollo bíblico

Llamá al (011) 4956-2399 y comunicate con nosotros

"Cómo interpretar la Biblia"

Auspiciado por el Departamento de Pastoral Bíblica Junta Catequística Arquidiocesana de Buenos Aires.